Moix también pone en duda a la UCO: «ha ido más allá de sus funciones»

Moix también pone en duda a la UCO: «ha ido más allá de sus funciones»

01 junio, 2017
|
Actualizado: 01 junio, 2017 10:06
|

El fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, ha declarado que «la Guardia Civil ha ido más allá de sus funciones en la investigación» sobre la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

En una entrevista en el diario El Mundo, Manuel Moix señala que dicho Cuerpo «no respetó con Cifuentes su función de investigar y fue más allá» y apostilla: «La Guardia Civil tiene que aportar los hechos y los fiscales ya los calificamos».

«No puede ser que parezca que quien decida la imputación sea la Policía», indica en referencia a los informes en los que la Guardia Civil atribuía a Cifuentes unos supuestos delitos de prevaricación y cohecho en la adjudicación de los contratos de la cafetería de la Asamblea de Madrid en los años 2009 y 2011 al grupo Cantoblanco del empresario Arturo Fernández.

Añade que «a diferencia de Pujol no hay indicios» de que el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, en prisión provisional por el caso Lezo, lidere una organización criminal.

Y agrega: «Desconozco si realmente González sabía que había micrófonos en su despacho, eso son conjeturas y yo no hago conjeturas».

Por otra parte comenta que él hubiera informado a favor de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, declarase por videoconferencia en el juicio del caso Gürtel en lugar de tener que personarse en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid), tal como ha acordado el tribunal.

Asociación de Fiscales pide que ponga su cargo a disposición de Maza

La conservadora Asociación de Fiscales considera que el fiscal Anticorrupción, Manuel Moix, debe poner su cargo a disposición del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, porque ve «comprometida en este momento la imagen de imparcialidad de la institución».

La asociación, mayoritaria en la carrera, apoyó el nombramiento de Moix valorando su trayectoria profesional y ha emitido un comunicado tras las informaciones sobre la participación del fiscal Anticorrupción del 25 % de una sociedad en Panamá que heredó de sus padres.

«No se cuestiona en ningún momento la legalidad de la actuación de don Manuel Moix, pero sí advierte esta asociación que las últimas informaciones suponen un menoscabo para la imagen de la Carrera Fiscal», afirma la entidad.

En el día de hoy, el Gobierno ha pasado de la defensa de Moix al silencio, con lo que el futuro del fiscal jefe Anticorrupción queda pendiente de la reunión que ha de mantener en las próximas horas con su jefe, el fiscal general del Estado, José Manuel Maza.

El propio Moix ha variado en pocas horas su discurso y, tras defender ayer que su comportamiento fue correcto y transparente y descartar la dimisión, hoy ha admitido que se equivocó al no informar de su situación al fiscal general y ha abierto la puerta a su salida.

«No tengo ningún apego al cargo», ha declarado esta mañana en Onda Cero, donde ha admitido que tiene una conversación pendiente con Maza «esta noche o mañana».

Tras recordar las discrepancias entre fiscales en la investigación del caso Lezo, la asociación se refiere a las últimas informaciones de la sociedad de Moix en Panamá y entiende que «ha dado las explicaciones pertinentes y ha aportado la documentación acreditativa de la declaración a Hacienda de los bienes recibidos por herencia».

La asociación añade que «es evidente que se hace necesario exigir una vez más un Código Deontológico, reclamado insistentemente por la carrera, en el que se empezó a trabajar, llegando a confeccionarse un borrador, al que hizo aportaciones esta asociación, pero que en el presente momento parece haber caído en el olvido».

La entidad conservadora explica que apoyó el nombramiento de Moix por su trayectoria profesional, en especial la última etapa como fiscal superior de Madrid y fiscal de lo contencioso del Tribunal Supremo.

Noticias Relacionadas: