Programas del domingo
Monseñor Argüello ve en la «transmisión de la Fe» el gran «desafío pastoral» de la Iglesia

Monseñor Argüello ve en la «transmisión de la Fe» el gran «desafío pastoral» de la Iglesia

17 junio, 2022
|
Actualizado: 17 junio, 2022 14:01
|

El hasta ahora obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, tomará posesión del Arzobispado el 30 de julio en la Catedral de la ciudad, después de que hoy al mediodía se anunciara, de forma simultánea en Roma y Valladolid, su nuevo nombramiento. De esta manera, tomará el testigo de Ricardo Blázquez, que hace unos meses cumplió los 80 años y hace un lustro presentó su renuncia al Papa Francisco. 

En rueda de prensa, Argüello aseguró que en su mandato se enfrenta al gran desafío de la transmisión de la fe y de anunciación cristiana, sobre todo entre los jóvenes. Además, consideró que la encomienda de ser el “sucesor de los apóstoles” en la Iglesia Diocesana de Valladolid requiere dedicación exclusiva por que presentará su renuncia a los cargos de secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE) en la Asamblea Plenaria que tendrá lugar en noviembre próximo. De esta manera, adelantará un año el fin de su encomienda que se había marcado para cinco años. 

Luis Argüello reconoció que la transmisión de la fe es un desafío en España y en toda la sociedad occidental. “Hay que centrarse en todas las vocaciones de la Iglesia y no solo en las sacerdotales. Si hay una preocupación es por la vocación al matrimonio cristiano. Citando un refrán castellano, ‘Si no hay mata, no hay pata’, por que si no hay familia abierta a la vida ni transmisión de la fe en la familia ni hijos es difícil que haya vocaciones al ministerio sacerdotal”, aseveró. 

En su intervención recogida por la Agencia Ical, Argüello apostó por estar unidos en “lo esencial” para acoger y potenciar lo que cada cual aporte a la “mesa común y transformarlo en singular cauce misionero que haga llegar el Evangelio a hombres y mujeres en diversas situaciones y sensibilidades sociales y religiosas». “Hoy solo puedo prometeros que rezaré por vosotros. Rogad también por mí para que sea un pastor según el Corazón de Cristo”, concluyó.

Tras saludar a los fieles laicos y ciudadanos de la provincia y los barrios de Valladolid, que forman parte de las más de 300 parroquias de la Diócesis, ofreció su “fraternidad” y “amistad” a las autoridades locales, regionales y estatales y a todos los servidores públicos así como a las personas que viven una situación de soledad, sufrimiento o pobreza. “La Diócesis del Corazón de Jesús ha de empeñarse en hacer palpable su amor misericordioso a todos y, de manera especial, a quienes reproducen en su vida las heridas del Traspasado”, añadió.

El nuevo arzobispo se refirió a Ricardo Blázquez como hermano, amigo, padre y pastor. Hasta el 30 de julio, presidirá la Diócesis en condición de Administrador apostólico, fecha en que el nuevo arzobispo comenzará el nuevo ejercicio del ministerio encomendado. A modo de despedida, subrayó que durante el tiempo que ha estado al frente de la Iglesia de Valladolid se ha sentido “contento” y “gratificado”, en el que ha tratado de la Diócesis estuviera “servida lo mejor posible”. En este sentido, se puso a disposición del nuevo arzobispo y mostró su “leal” colaboración como un obispo “anciano”.

Blázquez reiteró, una vez deje de ser arzobispado, vivirá en la Casa Sacerdotal de Ávila, junto a otra veintena de compañeros seminaristas de hace 50 años. “No quería vivir solo. Quiero convivir, rezar, celebrar, charlar y comer con otros”, confesó.

Antes de acabar, Luis Argüello se puso a los pies de la Virgen, pero singularmente en sus títulos de Virgen del Tovar (patrona de su pueblo, Meneses de Campo, en Palencia), la Virgen de Lourdes (patrona de su colegio) y Virgen de San Lorenzo (patrona de Valladolid).

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: