Programas del domingo
Moody’s y S&P dudan de la eficacia de Macron y no suben la nota a Francia

Moody’s y S&P dudan de la eficacia de Macron y no suben la nota a Francia

08 mayo, 2017
|
Actualizado: 08 mayo, 2017 14:25
|

Las agencias de rating Moody’s y Standard & Poor’s no consideran suficiente la victoria de Enmanuel Macron para aumentar la nota de Francia. A su juicio, dudan de que el presidente de Francia pueda sacar adelante sus reformas.

Según S&P, la victoria de Macron «no tendrá impacto» en la nueva nota de Francia, que se mantiene en AA con perspectiva estable a largo plazo. Esa nota se puso a finales de 2016 bajo la promesa de que Francia aceleraría el ritmo de reformas, especialmente aquellas que afectan al mercado laboral. Macron apuesta por limitar las indemnizaciones por despido establecidas por los jueces, por lo que necesitará el apoyo del Parlamento francés.

Este organismo es el principal escollo de Macron, ya que Francia se enfrenta a las elecciones legislativas el próximo 11 de junio, cuando se formará el Parlamento. Francia ha perdido durante la crisis, como numerosos países la AAA, y tanto Moody’s como S&P la han bajado a AA.

La agencia de calificación Moody‘s considera «positivos» los planes económicos de Macron, presidente electo de Francia desde este domingo, aunque avisa de que el resultado en las legislativas de junio podrá obstaculizar su ejecución. En un comunicado, Moody‘s señala que el programa de Macron permitirá «mejorar» el crecimiento a medio plazo, mientras se continúa con el «gradual proceso de consolidación de la deuda».

Sin embargo, el resultado de las legislativas del 11 y 18 de junio, cuando se formará el Parlamento, será crucial para saber si el nuevo presidente podrá «cumplir o no» con sus planes. Según Moody‘s, la deuda pública francesa está en torno al 100% del PIB y es «poco probable» que se reduzca sustancialmente antes del final de esta década.

El crecimiento de Francia es débil

Asimismo, la agencia financiera recuerda que el «potencial de crecimiento de Francia» es «relativamente débil» y no sobrepasará el 1,5 % «si no se ponen en marcha significativas reformas que realcen el crecimiento».

El programa económico de Macron prevé modificar el mercado laboral francés e incluye un límite en las indemnizaciones por los despidos establecidos por los jueces.

«Si en Francia, la Presidencia y el Parlamento no logran un acuerdo acerca de la política a seguir, el país afrontará otros cinco años a la deriva que podrán afectar su perfil crediticio», señala la nota. Moody‘s degradó en los últimos años en dos ocasiones la deuda soberana al largo plazo de Francia, que pasó de «excelente» (Aaa) a «alto grado» (Aa2).

.
Noticias Relacionadas: