PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El nuevo Land Rover Defender durante su presentación en el Salón de Fráncfort.

Vuelve el auténtico y genuino Land Rover

El icónico Land Rover Defender ya está a la venta desde 61.300 euros

PUBLICIDAD

La nueva generación del Defender, el icónico 4×4 de la marca británica Land Rover, ya se puede reservar en España (desde 61.300 euros) con la carrocería larga (denominada 110) y con motores diésel y gasolina, que siempre van ligados a una caja automática de ocho relaciones.

El Land Rover Defender 110 se puede elegir con configuración de 5 plazas o de siete, como sucedía con la anterior generación, que dejó de fabricarse en 2016 para poder cumplir con las nuevas normas de emisiones comunitarias.

El Defender, que la marca exhibe en el Salón internacional del automóvil de Fráncfort (Alemania, hasta el 22 de septiembre), está a la venta con motorizaciones diésel de 200 CV y 240 CV (desde 65.900 euros), y gasolina de 300 CV (desde 68.400 euros) y 400 CV (desde 78.800 euros). Ésta última está asociada a un sistema de hibridación ligera. Para el año que viene está prevista una versión híbrida enchufable (PHEV).

En esta reinterpretación del Defender, Land Rover ha mantenido en el exterior los voladizos cortos delante y detrás para que no pierda la maniobrabilidad en campo de la que ha gozado siempre, ya que el público al que va destinado es el de «los más aventureros y curiosos».

Para su desarrollo ha empleado la nueva plataforma D7x que faculta al Defender para superar obstáculos «extremos».

Equipa el sistema de tracción inteligente Terrain Response 2 con nuevo programa de vadeo de aguas profundas (de hasta 90 centímetros) y el Configurable Terraian Response, el primero del mundo que permite a conductores expertos y principiantes optimizar la tracción en cualquier circunstancia.

Otra primicia de este 4×4 es que incorpora el nuevo sistema de infoentretenimiento Pivi Pro con una interfaz intuitiva, mientras que las actualizaciones por software inalámbrico proporcionan las versiones más recientes en todo momento y en cualquier lugar del mundo.

El interior destaca por ser minimalista y práctico y porque se puede colocar un asiento auxiliar central en la parte delantera para «vivir las aventuras en familia».

El nuevo Defender ha superado más de 62.000 pruebas antes de dar por finalizada la fase de desarrollo, mientras que la arquitectura de la carrocería y el chasis se ha diseñado para soportar la prueba de fenómenos extremos de Land Rover, que consiste en someter al vehículo a impactos repetidos y mantenidos, por lo que va más allá de los estándares habituales para SUV y turismos.

Land Rover incluirá próximamente a la gama Defender las versiones 90 de batalla corta y seis plazas, cuyo precio de partida partirá de los 54.800 euros.

PUBLICIDAD