Neinor Homes, sobre la independencia: nadie puede ceder «sin hacer el ridículo»

Neinor Homes, sobre la independencia: nadie puede ceder «sin hacer el ridículo»

06 octubre, 2017
|
Actualizado: 06 octubre, 2017 13:35
|
PUBLICIDAD

El consejero delegado de la promotora Neinor Homes, Juan Velayos, entiende «perfectamente» la huida de empresas de Cataluña por la «incertidumbre» y la «inseguridad jurídica». Asimismo, considera que ni el Gobierno ni la Generalitat pueden ceder sin «hacer el ridículo».

En un encuentro con periodistas, Velayos, cuya compañía tiene su sede en Bilbao, ha explicado que las empresas se deben a sus accionistas y empleados y que la «certidumbre y la seguridad jurídica» son dos reglas fundamentales. Ha dicho que la situación que vive Cataluña es «enormemente compleja» y que la gente está exigiendo soluciones a corto y largo plazo.

Cree que, en cualquier sociedad, hay que exigir que las reglas del juego sean limpias, con seguridad y que haya un marco de diálogo y ha pedido que la «crisis» se resuelva de forma rápida. Según Velayos, los inversores internacionales no daban verdadera relevancia a lo que pasaba en Cataluña porque «no lo entendían» y lo veían «tan folclórico».

Los inversores internacionales confían mucho en España, según el directivo de Neinor, porque les ha generado muchos beneficios y porque las cosas se han hecho bien y «nadie preguntaba por Cataluña» ni había la «más mínima preocupación».

Ha dicho que después del 1 de octubre los inversores internacionales han visto que la cosa va más en serio y les da igual la «solución», mientras en Cataluña haya «estabilidad y certeza jurídica». Velayos ha apuntado que ahora el 20 % de su negocio está en Cataluña y que será «menos» si hay incertidumbre, porque esta situación puede afectar a la generación de empleo, a los salarios y a la concesión de hipotecas, «lo que hasta hoy no ha pasado», porque se siguen vendiendo pisos en Cataluña.

Aunque ha reconocido que no tiene el dato de esta semana, ha dicho que «no es bueno», porque la gente dedica mucho tiempo a ver lo que pasa.

Cree que la situación se ha complicado mucho, las cosas se han «enquistado» mucho y nadie puede ceder «sin hacer el ridículo». Sobre la independencia, ha asegurado que entiende la parte emocional, pero que no ve las «bondades del día después» y considera que este tema «no se ha gestionado bien» y ha abogado por dejar «el y tú más» y buscar soluciones para que Cataluña vuelva a la «estabilidad y a la convivencia».

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD