Programas del domingo
Nicolás Maduro, en vez de irse elimina cinco ceros al bolívar por la hiperinflación

Nicolás Maduro, en vez de irse elimina cinco ceros al bolívar por la hiperinflación

26 julio, 2018
|
Actualizado: 26 julio, 2018 11:02
|

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, sume a Venezuela en una espiral hiperinflacionista solo comparada con la crisis de Zimbabue en 2008. La moneda venezolana vale menos que el papel de la que está hecha. 

>Maduro, en vez de coger la puerta y asumir de una vez su derrota al frente del Gobierno de Venezuela, crea aún más miseria al suprimir cinco ceros al bolívar venezolano en vez de los tres que había programado en un inicio. Además, no realizará aún una reconversión monetaria, prevista para el 4 de agosto, hasta el 20 de ese mismo mes.

«Anuncio que la reconversión económica, monetaria (…) va a arrancar el próximo 20 de agosto de manera definitiva (…) y la reducción de cinco ceros a la moneda venezolana a través del bolívar soberano», dijo el mandatario durante una alocución transmitida por radio y televisión.

La inflación alcanzará el millón por ciento este 2018, destrozando cualquier previsión anterior y hundiendo en la miseria a los millones de venezolanos

Venezuela profundiza aún más en su crisis. La situación es insostenible desde hace tiempo, pero el escenario aún puede empeorar con una inflación del millón por ciento, una situación similar a la que pasó Zimbabue en 2008 o en la Alemania de 1923, que acabó con el ascenso del nazismo al poder.

Los ciudadanos de Zimbabue iban a comprar al pan con carros de compra repletos de billetes, los precios se disparaban de una hora a otra, por lo que posponer la compra unos minutos podía suponer pagar un kilo más en billetes. La situación fue tal que la moneda solo servía para quemarla, ya que su valor era cero. Ahora esta pesadilla económica se repite en Venezuela, un país rico en petróleo pero sin posibilidad de aumentar la producción debido a la falta de inversiones en equipos y la nefasta gestión del chavismo, con Nicolás Maduro al frente.

La estimación realizada por el FMI pone a Venezuela en una situación casi irreversible, con quiebra técnica y sin capacidad ya de reacción en un mandato que está agotado desde hace años, pero los líderes comunistas se aferran al sillón como un clavo ardiendo.

Maduro insiste en anclar el bolívar al Petro, la criptomoneda de Venezuela

Maduro indicó que el nuevo régimen monetario -con denominaciones que se adaptan más a la hiperinflación nacional- «va a tener modalidad de anclaje al petro, la criptomoneda venezolana» lanzada por su Gobierno.

El presidente señaló que el nuevo sistema monetario «va a tener una base de cambio e intercambio basado en la moneda el petro, cuyo precio se determina de acuerdo al valor de la cesta petrolera venezolana», aunque no dio mayores explicaciones al respecto. Al bolívar comenzó a añadírsele el calificativo «soberano» desde el pasado 1 de mayo para anunciar precios junto a su actual denominación, y se enmarca en la segunda reconversión monetaria que implementa el país en diez años.

El cono monetario actual con apenas una década en circulación comenzó a hacerse insuficiente desde hace más de un año, cuando la inflación, que superó el 2.600% en 2017 según el Parlamento, disparó los precios.

Asimismo, el gobernante adelantó que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), integrada solo por oficialistas y no reconocida por numerosos gobiernos, revisará una nueva ley en materia cambiaria para permitir el «libre flujo» de inversiones en el país, regido por un control estatal de las divisas.

En Venezuela opera un control de cambio desde 2003 que deja en las manos exclusivas del Estado la compra y venta de divisas, una medida que los economistas han criticado y señalado como uno de los factores causantes de la severa crisis económica por la que atraviesa Venezuela, hoy en día en un escenario de hiperinflación.

Promete ahora «restituir totalmente el poder adquisitivo de la nación»

Maduro tratará de instaurar «un nuevo proyecto constituyente sobre ilícitos cambiarios (…) con el propósito de incentivar y permitir la inversión en moneda extranjera y eliminar las barreras de ilícitos cambiarios correspondiente a otros tiempos». Prometió además «restituir totalmente el poder adquisitivo de la nación», una frase que dice un día después de que el Fondo Monetario Internacional pronosticase que la inflación de este año llegará a 1.000.000 % en el país.

El jefe del Estado también anunció la entrega al Banco Central (BCV) de una importante reserva petrolera para, según dijo, fortalecer el músculo financiero y las reservas internacionales del ente emisor así como su capacidad de pago. «Quiero anunciar que estoy aprobando la propuesta que me hace el BCV (…) de entregarle un bloque completo de reserva petrolera certificada (…) para el ejercicio financiero y económico de la principal institución bancaria del país», ha asegurado

Se trata, según explicó, de un bloque llamado Ayacucho 2, situado en la rica Faja Petrolífera del Orinoco (oriente del país) y «consistente en 29.298 millones de barriles petroleros certificados para entregárselos como parte del respaldo de la emisión de activos financieros y como parte de las reservas financieras del BCV».

«Un paso histórico, ahora el BCV regentará y emitirá los documentos financieros necesarios y suficientes para fortalecer su capacidad de pago, las reservas internacionales y el músculo financiero», prosiguió y detalló que esta entrega se hará a través de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Las reservas internacionales de Venezuela se sitúan hoy en 8.766 millones de dólares, muy por debajo de los más de 20.000 millones de los que disponía el BCV en 2013 cuando Maduro asumió el poder. Asimismo, el presidente ordenó la exoneración durante un año de impuestos a la importación de maquinarias y materia prima que permitan acelerar el crecimiento del país.

.
Noticias Relacionadas: