El nombre que calla Correa tiene poder, dinero en Suiza e inmunidad

El nombre que calla Correa tiene poder, dinero en Suiza e inmunidad

17 octubre, 2016
|
Actualizado: 17 octubre, 2016 7:59
|

El cabecilla de la Gürtel, Francisco Correa, ha afirmado que cuando propuso al «blanqueador» de la trama, Ramón Blanco Balín, regularizar su dinero fuera de España, éste se negó porque tenía clientes muy importantes, aunque prefiere no detallar quiénes porque «sería una revolución«.

Durante su interrogatorio ante el tribunal del juicio de Gürtel, Correa ha afirmado que en 2005 decidió que Blanco Balín -que fue directivo de Repsol e inspector de Hacienda- llevara sus empresas y las de la trama fuera de España porque era un hombre «con una trayectoria muy importante» que «asesoraba a grandes empresarios y a una persona muy importante en este país, que no voy a nombrar».

Ha afirmado que en 2008, después de que registraran el despacho de Blanco Balín, le propuso regularizar su dinero fuera y Blanco Balín le contestó que no lo hiciera porque este último trabajaba en un despacho en Ginebra muy importante y tenía clientes muy importantes. En ese momento, ha avisado: «No lo voy a decir porque sería una revolución, saldría esta tarde en todos los periódicos, sería una historia rara».

Arturo Fasana, clave

Según informa eldiario.es, en un documento publicado el año 2015, Correa explica que Blanco Balín le propone a Arturo Fasana como gestor de sus fondos en Suiza. “La importancia de los clientes (de Fasana) y de uno en concreto hacía imposible cualquier problema judicial, me dice que me quedase muy tranquilo”, relataba Correa en aquella confesión.

Blanco Balín le gestionaba empresas en Jersey (Reino Unido) en las que Correa no aparecía, porque quería permanecer «opaco».  «Cuando se registra el despacho de Ramón Blanco Balín me puse muy nervioso porque se llevaron todas mis escrituras y mi opacidad se podría hacer pública. Entonces le dije que quería regularizar y me dijo que no», ha relatado en el juicio Francisco Correa. Blanco Balín, según explicó, le garantizó la inmunidad de la que disfrutaba su hombre en Suiza, Arturo Gianfranco Fasana, y que le garantizaba uno de los clientes a los que escondía dinero negro.

En la confesión a eldiario.es, Correa se explica así: “En varios viajes que realicé para visitar a Fasana en Ginebra con Ramón Blanco, Arturo, con quien ya adquirí cierta confianza, me acreditó visualmente la realidad de lo que me explicó Blanco Balín, y corroboré la coincidencia de las informaciones de mi conductor”. Francisco Correa asegura, por tanto, haber visto documentos que acreditan que Fasana trabajaba para un cliente español tan importante que alejaría cualquier intento de investigación en su contra. “Es obvio, a día de hoy, que la impunidad que me ofrecía Blanco Balín, a mí no me alcanzaba, pero sí a sus otros clientes de la cuenta Soleado”. Correa se refiere a la cuenta que Fasana gestionaba en el banco Credite Suisse, a través de la firma Rhone Gestion, por la que habrían pasado fondos en dinero negro de personas inconfesables, ya que ‘sería una revolución’.

La cuenta Soleado

La cuenta Soleado, bautizada así en honor a los clientes españoles de Fasana, actuaba como una plataforma donde el dinero permanecía una temporada hasta saltar a una madeja societaria de paraísos fiscales que hacían perder su rastro.

En la confesión escrita de Correa, éste afirma: “Blanco Balín me trasladó que todas las comisiones cobradas por él en sus cargos durante 8 años como vicepresidente y consejero delegado de Repsol, con los países en los que cerraba acuerdos (Argentina, Colombia, Venezuela, etc) las depositó en la cuenta Soleado (Credit Suisse) de su íntimo amigo Fasana, y que ascendían a 60 millones de euros».

Fasana fue detenido por la Policía española el 20 de mayo en el aeropuerto de Barajas. Dos días después, el magistrado instructor del caso Gürtel entonces, Antonio Pedreira, le tomó declaración y quedó en libertad sin medidas cautelares. Días después se produjo la visita de los policías españoles a su despacho. Fasana estuvo imputado, pero la causa contra él acabó archivada. Fasana también estuvo ligado al caso Emperador, según la investigación una personalidad muy importante’. Sin embargo, tambiéns alió impune de esa trama.

 

Noticias Relacionadas: