Nueva normativa de pagos PSD2, llega la “banca abierta”

Nueva normativa de pagos PSD2, llega la “banca abierta”

08 enero, 2018
|
Actualizado: 08 enero, 2018 12:39
|

La regulación europea acerca de los mecanismos de pago mediante transferencia bancaria ha ido evolucionando a golpe de normativa. El objetivo es eliminar todas las barreras posibles y, en el caso de las transferencias PSD2, posibilitar el acceso a terceros a las infraestructuras de las entidades bancarias.
En el 2007, se aprobó la primera directiva de Servicios de Pago -conocida como PSD (Payment Service Providers)- y que pretendía fomentar una mayor eficiencia y competitividad en el sector.
Ya en el 2013, la Comisión Europea abordó una revisión de la primera directiva, la cual se plasmó en la PSD2. Esta segunda norma persigue favorecer la libre competencia en métodos de pago, lo cual supone abrir la puerta a nuevas entidades, fundamentalmente del sector “fintech”.
Además aborda los nuevos métodos de pago, como los que tienen lugar a través de Internet y los dispositivos móviles.
Todos los cambios recogidos por la directiva permitirán agilizar la realización de transferencias bancarias y pagos. Las más de 4.000 entidades financieras del continente deben estar listas para aplicar la norma en el 2018. No obstante, son muchas las entidades que ya han incorporado las medidas recogidas a lo largo de este año.

¿Cuáles son los principales cambios de la PSD2?

Aunque esta directiva recoge un gran número de cambios y detalles específicos, según apuntan desde el comparador de productos financieros Busconomico.com, las principales repercusiones tienen que ver con la apertura de los bancos de sus servicios de pago a terceras empresas. Éstas reciben la denominación de TPPs (Thrid Party Payment Service Providers).
Gracias a esta apertura, dichas empresas podrán acceder a las cuentas de los clientes de un banco e incluso iniciar pagos en su nombre, todo ello, por supuesto, con su debida autorización.

Servicios de Iniciación de Pagos

Los Servicios de Iniciación de Pagos o Payment Initiation Services (PIS) permiten llevar a cabo pagos directamente desde la cuenta del cliente a la del comercio beneficiario, sin que dicho pago deba pasar por el banco central.
En estos momentos, siempre que se procede a la realización de una compra online, el comercio que realiza el cargo debe contar con la ayuda de un intermediario, por regla general, el proveedor de pagos a través de Internet, el cual también ha de contactar con la compañía suministradora de la tarjeta, la cual se encarga de realizar el cargo correspondiente en la cuenta bancaria del comprador.
Este proceso es extremadamente lento, complejo y costoso. Sin embargo, con el sistema PSD2, el cliente puede autorizar al comercio para que realice las operaciones oportunas a través de su cuenta bancaria. Para ello, el comercio y la entidad bancaria se valdrán de lo que se conoce como una API (Application Programming Interface).
La utilización de las APIs aún no está confirmada aunque la mayor parte del sector da por hecho que ésta será la tecnología utilizada mayoritariamente.
Gracias a esta medida, las nuevas plataformas de pago online pueden comenzar a jugar un papel mucho más relevante que hasta ahora y serán mucho más independientes de la banca tradicional.

Servicios de Información de Cuentas o Account Information Services (AIS)

Estos servicios permiten recopilar o conservar los datos bancarios de los clientes, previa autorización de los mismos. Por regla general, el objetivo es proporcionar una mejor organización y gestión de sus finanzas, mediante la utilización de aplicaciones de diverso tipo.
Los clientes pueden así tener una visión global de sus gastos y finanzas, monitorizando sus patrones de ingresos, gasto y ahorro.
Hasta ahora, los TPPs tenían serias dificultades para ofrecer este tipo de servicios y entrar en el sector de los sistemas de pago. La normativa y las barreras puestas por las entidades financieras tradicionales lo hacían imposible; especialmente si se quería ofrecer un servicio a gran escala en toda la Unión Europea.
La supresión de estas limitaciones debería permitir la entrada de nuevas empresas de fintech y mejorar el servicio proporcionado a los consumidores, tanto en el ámbito de la iniciación de pagos (PIS), como en el de los servicios de información de cuentas (AIS)

Obligaciones para los TPPs

Por supuesto, si las TPPs pretenden proporcionar los servicios mencionados en el anterior apartado estarán sometidas a las mismas condiciones que los proveedores de servicios financieros y bancarios tradicionales. Esto implica ser registradas y supervisadas por las autoridades competentes, así como proporcionar los máximos estándares de seguridad en términos de pagos online y de tratamiento de la información de los usuarios.

¿Cuándo se hará efectiva la aplicación de la PSD2?

Los estándares técnicos establecidos por la ABE (Autoridad Bancaria Europea) entrarán en vigor a parir de septiembre del 2018.
Por su parte, las entidades financieras, así como cada uno de los países de la Unión Europea están obligadas a implementar la PSD2 a lo largo del año que acabamos de iniciar.

Noticias Relacionadas: