El nuevo impuesto de Reino Unido a bebidas azucaradas es ‘injusto’

El nuevo impuesto de Reino Unido a bebidas azucaradas es ‘injusto’

17 marzo, 2016
|
Actualizado: 17 marzo, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

La Asociación de Bebidas Refrescantes (Anfabra), que aglutina a los principales fabricantes de refrescos en España, ha tachado de «injusto» que se establezca «un impuesto específico sobre las bebidas con azúcar frente a otros productos que también llevan este ingrediente». Entre los productos que más han rebajado el contenido en azúcar durante los últimos años se encuentran estos refrescos, en casi un 20%.

Esta organización ha salido así al paso tras conocer ayer el propósito del Gobierno británico de establecer en un plazo de dos años un nuevo impuesto sobre las bebidas azucaradas que permitirá recaudar fondos al Estado -520 millones de libras (662 millones de euros) al año- al mismo tiempo que se combate la obesidad.

El nuevo gravamen no se aplicará a los zumos naturales de fruta ni a las bebidas con base de leche.

«Estamos en desacuerdo con la adopción de medidas impositivas, discriminatorias y arbitrarias sobre un categoría como es la de bebidas refrescantes, que está entre los alimentos y bebidas que más han reducido su contenido en azúcar en los últimos años«, han afirmado desde Anfabra.

Como ejemplo, ha mencionado que entre 2009 y 2014 el contenido de azúcar en bebidas refrescantes se ha reducido un 19% y que la cuarta parte de los refrescos son sin azúcar y con menos de cuatro calorías por cada cien mililitros.

A su juicio, «las bebidas refrescantes forman parte de una alimentación equilibrada, variada y moderada» y entre ellas «hay alternativas sin azúcar». Han asegurado que la innovación del sector lleva años enfocada a los productos sin y bajos en calorías y a la promoción de hábitos de vida saludables, a la vez que han sentenciado que «los impuestos sobre alimentos y bebidas se han mostrado ineficaces en general».

El ministro de Economía británico, el conservador George Osborne, fue el que explicó ayer en la Cámara de los Comunes que el nuevo impuesto tendrá dos bandas: una para las bebidas con 5 gramos de azúcar por cien mililitros y otra, más alta, para las que tienen más de 8 gramos.

Osborne subrayó que el plazo de dos años es para que el sector se adapte, si lo desea, y cambie sus fórmulas. Argumentó que «la obesidad trae enfermedades (…) y cuesta a la economía 27.000 millones de libras al año (35.000 millones de euros)» y uno de sus causantes, dijo, son las bebidas azucaradas. La recaudación a través de este nuevo impuesto se destinarán al deporte en las escuelas.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD