El Gobierno exigirá 38 años de cotización para acogerse al nuevo cálculo de las pensiones

El Gobierno exigirá 38 años de cotización para acogerse al nuevo cálculo de las pensiones

19 enero, 2018
|
Actualizado: 19 enero, 2018 11:20
|

El Gobierno se ha propuesto acabar con las prejubilaciones. En su propuesta, voluntaria, los jubilados que quieran computar toda su vida laboral tendrán que haber cotizado un mínimo de 38 años y jubilarse cuando toque, no antes.
Esta propuesta, que ha levantado los ánimos del PSOE, será voluntaria. «El PP propone que el ciudadano pueda elegir la opción más favorable para sus intereses o bien utilizar el periodo de cálculo que en estos momentos progresa desde los 15 hasta los 25 años o, si le fuera más favorable, optar por que se contemple toda la vida laboral y como derivada de esta propuesta que incluso se pudieran descartar los años peores en la carrera de cotización», ha explicado el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, en una entrevista a RNE.
La propuesta del Gobierno, a través del PP, en el Pacto de Toledo trata de hacer efectiva toda la vida laboral, sin acortar un solo año, ya que en caso de prejubilación, no habrá posibilidad de acogerse a la totalidad de la vida laboral.
El secretario de Estado ha insistido en que la medida será voluntaria y que su objetivo es contar con un sistema de pensiones más equitativo y justo.
Fuentes del Ministerio de Empleo han añadido que la medida incentivará también la prolongación de la vida activa, porque para tener la capacidad de elegir el periodo de cómputo más ventajoso será necesario haber alcanzado la edad ordinaria de jubilación, por lo que no será de aplicación para quienes opten por un retiro anticipado.
Burgos ha reiterado el carácter voluntario de la medida después de que algunos portavoces parlamentarios -que estuvieron en la reunión del Pacto de Toledo del 10 de enero en la que se trató este asunto- hayan dicho que la propuesta estaba vinculada a una ampliación del periodo de cómputo con carácter general más allá de los 25 años.
Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social, señaló que la medida se dirige especialmente dirigía los efectos de la crisis económica, como los ERE emprendidos desde 2008. De esta forma, algunos “trabajadores han tenido cotizaciones muy altas al principio o a mitad de su vida laboral”. La ministra se refirió a quienes se han visto afectados por despidos o han pasado a ejercer una actividad por cuenta propia, disminuyendo sus cotizaciones al final de su vida laboral.
No obstante, la polémica la encendió Celia Villalobos, al asegurar que había pensionistas que llevaban más tiempo jubilados que trabajando.

Noticias Relacionadas: