El nuevo president del Parlament lleva 18 años cobrando del Estado español

El nuevo president del Parlament lleva 18 años cobrando del Estado español

18 enero, 2018
|
Actualizado: 18 enero, 2018 15:11
|

Roger Torrent ha sido elegido nuevo presidente del Parlamento catalán, con los 65 votos de los tres grupos independentistas, Junts per Catalunya (JxCat), ERC y la CUP, frente al candidato de Ciudadanos, José María Espejo-Saavedra, con 56 apoyos, además de 9 votos en blanco.

Torrent (Sarrià de Ter, Girona, 1979) ha sido elegido por mayoría simple en segunda votación, después de no haber alcanzado la mayoría absoluta requerida para ser nombrado en primera votación, al no haber podido contar con los cinco votos de los diputados electos independentistas -Carles Puigdemont, Clara Ponsatí y Lluís Puig (JxCat) y Antoni Comín y Meritxell Serret (ERC)- que se encuentran en Bélgica huidos de la justicia española.

Con apenas 38 años, al sustituto de Forcadell no se le conoce otra dedicación que no sea la de cargo público, siempre en nombre de ERC desde que tiene 20 años, siempre con el independentismo por bandera.
Sobre el hecho de que sea el presidente del Parlament más joven que ha tenido Cataluña, Torrent ha dicho que pensaba «hacer de la anécdota una categoría» y lo ha atribuido a «un síntoma de un relevo natural y decisivo en los espacios de decisión y responsabilidad políticas» y también al hecho de que «el país avanza».
Según Torrent, la doceava legislatura se inicia «en un contexto complejo y anómalo al que debemos hacer frente» y, en este punto, ha recordado que «hay escaños vacíos porque hay diputados que están en situación de prisión preventiva» cuando «en opinión de muchos juristas, esto es absolutamente injustificable».
«Otros diputados se encuentran en Bruselas advertidos de recibir el mismo trato si regresan al país, por lo que debemos denunciar contundentemente esta situación, que haya escaños vacíos, puesto que yo tengo que defender el derecho de expresión de todos los diputados, de los que están aquí y de los que no pueden estar».
Torrent ha explicado que «corresponde a los grupos fijar la agenda y rumbo de los próximos años, pero en lo que dependa de mi, trabajaré incansablemente para que la política vuelva a situarse encima de todo».
«Conjurémonos todos para recuperar las instituciones y ponerlas al servicio de la ciudadanía», ha pedido, pero partiendo de la base de que «las urnas son el máximo instrumento de participación y nada que no implique respetar su voz no es asumible en términos de integridad democrática».
El nuevo presidente ha pedido «restituir la soberanía del Parlament», no sólo para dar continuidad institucional, sino también «para fortalecer los derechos civiles y sociales».

Noticias Relacionadas: