La OCDE propone a Japón subir el IVA «al menos hasta el 15 %» en el futuro

La OCDE propone a Japón subir el IVA «al menos hasta el 15 %» en el futuro

13 abril, 2016
|
Actualizado: 13 abril, 2016 0:00
|

Tokio, 13 abr.- El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, recomendó hoy a Japón que lleve a cabo la subida del IVA prevista en 2017 y propuso al país dilatar el aumento «al menos hasta el 15 %».

Gurría participó hoy en Tokio en uno de los foros de diálogo económico entre el Gobierno nipón y diversos expertos, que el Ejecutivo está convocando antes de la cumbre del G7 en mayo, en el que también tomó parte el economista jefe del Banco Asiático de Desarrollo (BAD), Shang-Jin Wei.

«Japón debería subir el IVA hasta el 10 por ciento en abril de 2017, tal como está previsto», argumentó Gurría en el encuentro recogido por el diario Nikkei, en el que mostró su preocupación por el volumen de deuda pública nipona, la mayor del mundo desarrollado.

El secretario general de la OCDE añadió tras la reunión que la tercera economía «debe subir el IVA cada año un uno por ciento al menos hasta el 15 %», como ya han hecho numerosos países europeos donde el impuesto supera el 20 %.

El país asiático debería modificar la situación, dada la alta deuda estatal y local que posee, para poder compararse con otros países industrializados, argumentó Gurría.

El secretario general del organismo con sede en París, que se encuentra en el país asiático en el marco de una visita oficial de tres días que concluye hoy, se desvincula así de otras voces críticas como las de los premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz y Paul Krugman.

Ambos participaron en marzo en los foros de diálogo económico en la capital japonesa, donde desaconsejaron al Ejecutivo del primer ministro Shinzo Abe acometer la subida del impuesto el año próximo ante la tesitura económica global actual.

La subida del IVA del 8 % actual al 10 % es una decisión crucial a la que se enfrenta la Administración nipona, dado el impacto negativo que tuvo en el consumo -principal pilar de la economía del país asiático-, la subida de este gravamen acometida en abril 2014, que hizo entrar en recesión al archipiélago.

Esto llevó a Abe a posponer este segundo incremento previsto para 2015 hasta 2017, pese a las recomendaciones de los organismos internacionales, que subrayan los crecientes gastos de la seguridad social nipona y su gigantesco volumen de deuda pública.

El actual panorama podría llevar a su Gabinete a proponer un nuevo aplazamiento de esta subida, medida que el primer ministro aprovecharía para debatir durante el G7 los próximos días 26 y 27 de mayo, en el parque natural Ise-Shima (centro de Japón). EFE

Noticias Relacionadas: