La oposición acuerda pedir comisión de investigación sobre VW en el Bundestag

La oposición acuerda pedir comisión de investigación sobre VW en el Bundestag

13 abril, 2016
|
Actualizado: 13 abril, 2016 0:00
|

Berlín, 13 abr.- La oposición en el Bundestag (Cámara baja alemana), conformada por La Izquierda y Los Verdes, se ha puesto de acuerdo para promover una comisión parlamentaria de investigación sobre el escándalo de Volkswagen, informaron hoy medios locales.

El objetivo de esta comisión sería aclarar el papel del actual ministro de Transportes, el socialcristiano Alexander Dobrindt, y su equipo antes, durante y después de que saliese a la luz el año pasado que el mayor fabricante de vehículos de Europa había manipulado los datos de emisiones de millones de automóviles.

«En el centro de esta comisión debería estar obviamente el papel del ministro de Transporte, Alexander Dobrindt», aseguró al diario económico «Handelsblatt» el jefe del grupo parlamentario de La Izquierda, Dietmar Bartsch.

Fuentes de este grupo parlamentario reconocieron haber llegado a un acuerdo básico con Los Verdes para sacar adelante esta propuesta.

La oposición, y especialmente Los Verdes, lleva meses demandando al Gobierno alemán explicaciones y criticando que Berlín está conchabada con el sector del motor, uno de los principales puntales de las exportaciones del país.

Recientemente el diputado de Los Verdes Oliver Krischer alertó de que el escándalo de Volkswagen es sólo «la punta del iceberg» de unas prácticas fraudulentas más que extendidas en el sector del motor en Alemania.

La manipulación de las emisiones de gases contaminantes, argumentó entonces, sucede «en todos los lugares» y en «muchas marcas».

Krischer ha acusado asimismo al Ejecutivo de complicidad y de no haber hecho «absolutamente nada» en los cinco meses que han pasado desde que se destapó el escándalo de Volkswagen.

Volkswagen reconoció el pasado octubre -tras una denuncia de la Agencia para la Protección del Medioambiente (EPA) de EEUU- que instaló en unos 9,5 millones de vehículos con motores diésel un «software» que detecta cuando el automóvil está en un banco de pruebas y ajusta las emisiones de gases contaminantes para cumplir con los máximos legales. EFE

Noticias Relacionadas: