Programas del domingo
El pacto del PP y C’s: hachazo a las Sicavs y más carga al empresario

El pacto del PP y C’s: hachazo a las Sicavs y más carga al empresario

29 agosto, 2016
|
Actualizado: 29 agosto, 2016 8:57
|
PUBLICIDAD

El pacto entre PP y C’s, que consta de 100 medidas de las pactadas entre los de Albert Rivera y Pedro Sánchez en su acuerdo tras el 20-D, supone un aumento del gasto público de 28.500 millones de euros durante la legislatura, en un momento en el que Bruselas exige a España un ajuste para cuadrar el déficit. Asimismo, también sería el adiós casi definitivo de las Sicavs en España, uno de los instrumentos financieros más transparentes que existen y cuyo control pasaría de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, CNMV, a manos de la Agencia Tributaria. Asimismo, los empresarios tendrían que lidiar con nuevos costes al pretender igualar la baja de paternidad con la de maternidad, al tiempo que tendrían que soportar el ajuste en el Impuesto de Sociedades. Otro de los acuerdos es que las grandes fortunas acogidas a la amnistía fiscal tengan que aportar la diferencia del 3% al 10%, una medida que se tilda ya de inconstitucional.

Pese a que el acuerdo es solo de investidura, la realidad es que podría tener un corto recorrido si el PSOE prosigue con su rotundo rechazo a posibilitar un Gobierno del PP, con Mariano Rajoy en la Presidencia. El 30 de octubre es la última fecha para que los de Rajoy y Rivera logren sumar a los socialistas de Pedro Sánchez bien con el sí de varios de sus diputados o bien con la abstención.

El hachazo se inicia en los grandes empresarios. Se eliminarán gran parte de las deducciones del Impuesto de Sociedades, para lograr una tributación efectiva de 15.000 millones entre las grandes empresas españolas. El acuerdo no estima ni la pérdida de empleo ni la caída del crecimiento con esta medida. Asimismo, el acuerdo se ha realizado con unos ingresos ficticios de 7.000 millones de euros en la legislatura, ya que no se ha detallado el origen de los mismos.

Si Podemos inició en Navarra la persecución a las Sociedades de Inversión de Capital Variable, Sicavs, el PP y Ciudadanos han propuesto incrementar la tributación. El pacto fomenta la fuga de capital de las Sicav, ahora en plena fuga por la legislación. Y es que, su control estará en manos de la Agencia Tributaria y no de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, como hasta ahora. El cambio no es baladí, ya que dejarían de ser auténticas instituciones de inversiones colectivas y dejarían de tributar al 1%, siempre y cuando se mantenga la inversión, ya que en caso de vender la participación, el inversor deberá tributar al 21%. Con esta modificación, deberán tributar al tipo general del Impuesto de Sociedades.

La bajada del IRPF, sólo cuando se cumpla el déficit

Los ciudadanos solo verán reducido el IRPF en dos puntos, hasta situarlo entre el 18% y el 43,5%, siempre que se logre reducir el déficit público por debajo del 3%, una cota a la que no se llegará hasta 2019, siempre que se cumplan los actuales objetivos.

Hasta ese momento, en ningún caso se subirá el IRPF según consta en el documento firmado por ambas formaciones, que consideran fundamental mantener un firme compromiso con la estabilidad presupuestaria y el cumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE.

Los amnistiados de Montoro tendrían que abonar el 10%

Ciudadanos ha asegurado que los amnistiados fiscales de Montoro tengan que pagar un 10% del dinero presuntamente no declarado frente al 3% que abonaron con la medida. La medida se ha vendido como un aumento de la recaudación de 1.300 millones de euros, si bien esta retroactividad podría ser declarada inconstitucional, según expertos consultados por Expansión.

Otro de los polémicos acuerdos es la «mochila austriaca».  La medida se basa en que el empresario guarda parte del salario del trabajador a un fondo que se usará para abonar la indemnización por despido. En caso de que el trabajador marchara a otra empresa, sin despido, se llevaría el montante del fondo consigo. Con esta medida solo existen dos alternativas: menos salarios o que el empresario pague más.

El complemento salarial incentiva la economía sumergida

El complemento salarial, una medida incluida también en el programa de Podemos, tiene sus efectos negativos para la economía. El coste calculado sería de 1.900 millones anuales durante la legislatura, y podría ser una vía para incentivar la economía sumergida, e incluso a los ocupados que les saldría a cuenta cobrar menos y poder percibir esta ayuda del Estado.

Equiparar el permiso de paternidad con el de maternidad supone cargar aún más el gasto del Estado y un hachazo más para el empresario. De hecho, el acuerdo estima un incremento del gasto por este concepto de 2.800 millones, mientras que el empresario tendría que soportar el coste de ajustar la producción por la baja de un trabajador.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD