Paros en centros petroleros causan escasez de carburante al oeste de Francia

Paros en centros petroleros causan escasez de carburante al oeste de Francia

20 mayo, 2016
|
Actualizado: 20 mayo, 2016 0:00
|

París, 20 may.- Los bloqueos y paros en refinerías y depósitos petroleros en protesta por la reforma laboral en Francia provocaron hoy problemas de escasez de carburantes en el noroeste del país, donde en varios departamentos se decretaron medidas para racionar las cantidades que se pueden adquirir.

Un 56 % de los trabajadores de la refinería de Gonfreville l’Orcher, junto al puerto de Le Havre, en Normandía, votaron hoy el parón de la actividad de estas instalaciones del grupo Total, indicó la emisora «France Bleu Normandie», siguiendo la convocatoria de la Confederación General del Trabajo (CGT) para que el Gobierno retire la ley de la ministra de Trabajo, Myriam El Khomri.

Otra refinería de Total, la de Donges en la desembocadura del río Loira (próxima a la ciudad de Nantes), continuaba por su parte bloqueada desde el pasado martes.

El prefecto de Loire Atlantique, Henri Michel Comet, reconoció que había 70 de las 243 gasolineras de este departamento con capital en Nantes en las que se había terminado el gasóleo o la gasolina, y que la situación era «delicada» en otras 80.

En ese contexto, y para evitar comportamientos de acopio que acrecienten los problemas de abastecimiento, la delegación del Gobierno decidió limitar las ventas de carburante a 20 litros por vehículos ligeros y a 40 litros para los de más de 3,5 toneladas.

Medidas similares se dictaron en otros departamentos como el de Finistère, donde el racionamiento se traducía en un máximo de 20 litros para los vehículos ligeros y de 150 para los pesados.

El responsable del sector petrolero en la CGT, Emmanuel Lépine, justificó en los micrófonos de la emisora «France Info» la convocatoria para detener la producción en los centros de producción «no para crear escasez» sino para «obtener la retirada de la ley» El Khomri.

El secretario de Estado de Transportes, Alain Vidalies, había reconocido que un 20 % de las gasolineras en torno a las ciudades de Le Havre y de Ruán estaban cerradas, pero aseguró que no habría problemas de abastecimiento.

«No hemos utilizado por ahora las reservas estratégicas, por lo que no hay riesgo de desabastecimiento a corto plazo», señaló Vidalies a «France Info».

Las cuatro centrales sindicales y las tres organizaciones estudiantiles que se oponen a la reforma laboral han convocado, después de la de ayer, dos nuevas jornadas de movilización el 26 de mayo y el 14 de junio. EFE

Noticias Relacionadas: