Pastelería Sabando, de Miranda de Ebro (Burgos), Premio Regional de Comercio Tradicional

Pastelería Sabando, de Miranda de Ebro (Burgos), Premio Regional de Comercio Tradicional

El sector da trabajo a 140.000 personas en Castilla y León
30 noviembre, 2020
|
Actualizado: 30 noviembre, 2020 17:20
|

 

La Consejería de Empleo e Industria reconoció hoy en la ‘XIII Edición de los Premios de Comercio Tradicional de Castilla y León’, en un acto telemático, el esfuerzo y el buen hacer de las pequeñas y medianas empresas del sector en aspectos como la innovación, la calidad o la mejora de la competitividad.

Durante la clausura, la consejera de Empleo e Industria, Carlota Amigo, subrayó la importancia que tiene el sector del comercio en Castilla y León, tanto desde el punto de vista económico como desde el punto vista social, ya que da empleo a cerca de 140.000 castellanoleoneses, de los cuales más de 40.000 son autónomos.

En el medio rural es un servicio esencial, configurándose como un elemento de dinamización que contribuye al asentamiento de población; en espacios urbanos da vida a barrios, centros urbanos y cascos históricos, favoreciendo la revitalización de espacios y creando sinergias con otros sectores de actividad como la cultura o el turismo.

Amigo reconoció, además, el esfuerzo realizado por el sector para garantizar el abastecimiento durante la pandemia, esfuerzo que ha ido acompañado de las medidas necesarias para garantizar la seguridad de sus clientes y de sus trabajadores. Por último, la consejera animó a las pequeñas y medianas empresas del comercio a utilizar las ayudas que en breve va a convocar la Junta de Castilla y León para avanzar en los procesos de digitalización, formación y modernización. Son procesos que permiten el fortalecimiento y el crecimiento del sector, como demuestran los premiados.

Los Premios de Comercio Tradicional de Castilla y León tratan de distinguir las actuaciones llevadas a cabo por las pequeñas y medianas empresas del sector del comercio de Castilla y León, para mejorar la competitividad, desarrollar buenas prácticas comerciales y modernizar sus negocios. En este sentido se valoran aspectos como la innovación, la calidad, la marca, la formación, la promoción, las acciones de fidelización de clientes, el crecimiento de la empresa o los procesos de digitalización.

La convocatoria establece la concesión de un premio por cada provincia, consistente en un trofeo emblemático y un premio en metálico de 3.000 euros, aunque en esta ocasión el jurado ha declarado desierto el premio de la provincia de Ávila. Por otra parte, se concede un único premio de carácter regional a la mejor candidatura de las anteriores, que consiste en un trofeo emblemático y un premio en metálico de 9.000 euros.

En esta edición, el Premio Regional de Comercio Tradicional ha sido para la empresa burgalesa Pastelería Sabando, ubicada en Miranda de Ebro. Una empresa familiar de más de 45 años de historia que mantiene una apuesta constante por la formación, la inversión, la calidad y variedad de sus productos.

En la provincia de León, el premio ha sido para Telecomunicaciones Los Ocho Caños, de Benavides de Órbigo. Se trata de una empresa que ha evolucionado de pequeño comercio rural a una sociedad que en la actualidad cuenta con 15 tiendas, manteniendo sus valores de calidad y la ubicación de su sede central.

Librerias Iglesias es uno de los negocios más antiguos de Palencia que destaca por su dinamismo cultural y por la introducción de nuevas tecnologías. En Salamanca, Energy Biomasa es la premiada, ubicada en la localidad de Carbajosa de la Sagrada y dedicada al comercio de artículos de hogar, tales como chimeneas, estufas, calderas de biomasa o productos relacionados.

En Segovia, se reconoce a La Venta Tabanera, dedicada a la fabricación y elaboración de embutidos y productos cárnicos cocinados, ubicada en Tabanera la Luenga. En Soria, es a Mary Satur, comercio de prendas de vestir y tocado que ha llegado a su cuarta generación.

En Valladolid, se reconoce a Reinas Corsetería por el asesoramiento y el trato personalizado como una de las señas de identidad de este comercio que incluye la amplitud de tallaje y la oferta de artículos poco usuales, lo que le permite contar con clientes de toda de España y de otros 20 países.

Por último, Ángel Óptico es la empresa zamorana que ha experimentado un importante crecimiento a nivel regional y zona norte de España, con un nuevo concepto en el mundo de la óptica. Apuesta por el diseño en el producto y la cooperación con clínicas de prestigio, haciendo hincapié en la formación de sus técnicos a través de cursos, conferencias y congresos, así como con su participación en estudios científicos.

 

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: