Penas de prisión para exempleados Deutsche Bank por fraude certificados CO2

Penas de prisión para exempleados Deutsche Bank por fraude certificados CO2

13 junio, 2016
|
Actualizado: 13 junio, 2016 0:00
|

Fráncfort (Alemania), 13 jun.- La Justicia alemana ha condenado a penas de prisión de entre tres y un año a seis antiguos banqueros del Deutsche Bank y a un séptimo a libertad condicional por fraude fiscal con la negociación de certificados de derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2).

La Audiencia Provincial de Fráncfort consideró hoy que los antiguos empleados de Deutsche Bank fueron una parte fundamental de un fraude con el IVA, con el que defraudaron 850 millones de euros en los años 2009 y 2010.

Sólo uno de ellos, un antiguo jefe de departamento, ha sido condenado a tres años de prisión y no se le podrá conceder una remisión condicional de la pena.

El resto de los antiguos banqueros de Deutsche Bank condenados a penas de prisión de entre uno y dos años deberán pagar también multas de hasta 200.000 euros.

Deutsche Bank, primer banco de Alemania, no estaba acusado en este proceso judicial.

Los acusados fueron parte fundamental en un caso de fraude al Estado alemán por valor total de 850 millones de euros del impuesto sobre el volumen de ventas, similar al IVA, entre agosto de 2009 y abril de 2010, en operaciones de negociación de certificados de derechos de emisión de CO2.

Los antiguos empleados de Deutsche Bank involucrados en este caso compraban a través de empresas alemanas estos derechos de emisión de CO2 en el extranjero y los volvían a vender en Alemania a través de empresas tapadera sin pagar el IVA.

Posteriormente los revendían en el extranjero y la Hacienda alemana les devolvía el IVA que nunca habían pagado.

Los acusados desempeñaron diferentes funciones en asesoría de clientes comerciales, operaciones o del departamento legal de Deutsche Bank.

La Audiencia Provincial de Fráncfort ya había condenado en diciembre de 2011 a seis hombres, que eran clientes de Deutsche Bank, a penas de prisión después de que reconocieran haber evadido 230 millones de euros del IVA en operaciones con derechos de emisiones contaminantes de CO2.

En Alemania la negociación con esos certificados de derechos de emisión contaminante, que necesitan la mayor parte de las empresas, está gravada con el impuesto del IVA. EFE

.
Noticias Relacionadas: