Policía brasileña acusa a ejecutivos de siderúrgica por fraude fiscal

Policía brasileña acusa a ejecutivos de siderúrgica por fraude fiscal

16 mayo, 2016
|
Actualizado: 16 mayo, 2016 0:00
|

Sao Paulo, 16 may.- La Policía Federal brasileña acusó hoy al presidente del grupo siderúrgico Gerdau, André Gerdau, y a otras 18 personas más por los delitos de corrupción activa y pasiva, lavado de dinero y tráfico de influencias para obtener beneficios fiscales, según recogieron medios locales.

La Policía sospecha que Gerdau, con operaciones en 14 países, evadió multas por un valor de 1.500 millones de reales (unos 425,7 millones de dólares) al manipular a su favor los procesos del Consejo Administrativo de Recursos Fiscales (CARF), el departamento del fisco encargado de multar a los defraudadores de impuestos.

Los nombres de los acusados, entre ellos ejecutivos de la empresa y fiscales, algunos identificados en el portal de noticias G1 de la red Globo, no fueron divulgados oficialmente por la Policía y, de otro lado, la empresa señaló que sólo se pronunciara cuando sea notificada.

Las irregularidades en los procesos del CARF son investigadas desde el pasado año y se han extendido a decenas de grandes empresas de diversos sectores, principalmente de la industria automovilística.

La «Operación Zelotes», como se conoce la investigación, se centró en un grupo de fabricantes de automóviles acusados de haber pagado coimas durante el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) a cambio de ventajas tributarias.

Según las investigaciones, algunas empresas habrían sobornado al CARF, órgano vinculado Ministerio de Hacienda y encargado de aplicar multas por asuntos tributarios, para reducir y evitar sanciones, y también a varios legisladores con el propósito de conseguir la aprobación de leyes y medidas a su favor.

En febrero pasado, Gerdau fue el principal foco de las investigaciones durante la sexta fase de la operación, en la que se realizaron 18 allanamientos en sedes de la compañía y veinte personas fueron obligadas a declarar ante las autoridades, entre ellos el presidente del grupo.

La Justicia sospecha que las empresas consiguieron evadir unos 19.000 millones de reales (unos 5.393 millones de dólares) en multas. EFE

Noticias Relacionadas: