Portugal recibe la primera visita de la troika desde su cambio de Gobierno

Portugal recibe la primera visita de la troika desde su cambio de Gobierno

27 enero, 2016
|
Actualizado: 27 enero, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Lisboa, 27 ene.- La troika inicia hoy una nueva visita a Portugal para analizar la situación económica y financiera del país, la primera desde el cambio de Gobierno de finales de noviembre, cuando los socialistas llegaron al poder.

Los técnicos de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) se reunirán desde hoy y hasta el próximo 3 de febrero con las autoridades políticas y empresariales lusas para evaluar sus progresos.

Aunque Lisboa cerró con éxito su rescate financiero en mayo de 2014, la troika continúa realizando inspecciones periódicas -dos veces al año- para monitorizar la situación del país en calidad de acreedores.

La devolución del préstamo de 78.000 millones de euros que le fue concedido a Portugal en 2011 es progresiva, por lo que se prevé que este tipo de misiones se mantengan hasta 2022 en el caso del FMI y de 2035 en el caso de los técnicos de Bruselas.

Esta visita de la troika ha generado cierta expectación en suelo luso debido precisamente al cambio de signo político en el Gobierno, ya que los socialistas han empezado a revertir las medidas de austeridad implementadas por el anterior Ejecutivo.

Los conservadores portugueses apostaron durante toda la legislatura por cumplir la mayoría de los severos ajustes y recortes incluidos en el programa acordado con los organismos internacionales a cambio de su ayuda financiera.

Las elecciones legislativas dieron la victoria a la coalición de centro-derecha encabezada por el ex primer ministro, Pedro Passos Coelho, aunque con una mayoría insuficiente para revalidar su mayoría absoluta.

En ese contexto, el acuerdo alcanzado por los socialistas con el resto de fuerzas de izquierda -sin precedentes desde la llegada de la democracia y que se limita al ámbito parlamentario- sirvió para derribar al Gobierno conservador en su primer paso por la Cámara.

El líder de los socialistas lusos, António Costa, consiguió ser nombrado primer ministro a cambio de comprometerse a retirar la austeridad vigente, aunque de forma gradual.

Por el momento ya se ha aprobado una reducción de la jornada laboral de los funcionarios -regresa a las 35 horas semanales-, la actualización de las pensiones, una subida del 5 % del salario mínimo, una reducción de una contribución especial cobrada a los trabajadores del sector privado y la cancelación de los recortes salariales en el sector público.

Estas políticas contrastan con las recomendaciones de la troika en su anterior visita, en junio de 2015, cuando pidió «cautela» a la hora de revertir la austeridad, exigió más concreción a la hora de plantear medidas de contención del gasto y advirtió de que las perspectivas económicas eran demasiado «optimistas». EFE

Noticias Relacionadas: