Programas del sabado
Portugal sigue abierto a la inversión española, según su ministro de Economía

Portugal sigue abierto a la inversión española, según su ministro de Economía

05 abril, 2016
|
Actualizado: 05 abril, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Lisboa, 5 abr.- El ministro de Economía de Portugal, Manuel Caldeira Cabral, aseguró hoy que su país continúa abierto a la inversión española y restó importancia a los recelos que despierta la creciente presencia en la banca lusa del país vecino.

«No veo que en Portugal haya problemas con las inversiones de bancos españoles o de empresas españolas (…) Hay mucha apertura a la inversión española», aseguró el titular de Economía en un encuentro con medios internacionales celebrado hoy en Lisboa.

Caldeira descartó que en suelo luso exista un rechazo al capital llegado del otro lado de la frontera y comparó la situación con la que existe en algunas regiones españolas por causa de las tensiones nacionalistas.

«En Galicia, País Vasco o Cataluña también hay gente que desconfía de la presencia de Madrid o de España, no es muy diferente a eso (…) Y no me parece que en Portugal exista siquiera en esa escala», explicó.

El ministro hizo referencia de esta forma a la discusión generada en las últimas semanas por el fenómeno de la creciente «españolización» de la banca nacional, que ha llevado a algunas voces a alertar de la pérdida de soberanía que supone para el país.

Economistas, analistas, políticos e incluso autoridades se han pronunciado sobre esta cuestión, instalada ya como uno de los debates estrella en el país.

España es, además, el principal socio comercial de Portugal, ya que recibe una cuarta parte de todas sus exportaciones de bienes y representa un tercio de las importaciones lusas.

«Tenemos una actitud clara, la inversión española ya es muy bienvenida en el inmobiliario, en varios sectores industriales, en petróleo y también en la banca», subrayó Caldeira, quien aseguró que el Gobierno socialista no tiene «ningún prejuicio» sobre los países de donde procede el capital.

El titular de Economía reconoció, no obstante, que es importante que toda la banca no esté concentrada en las mismas manos.

Interrogado sobre los escándalos ocurridos en el sector financiero luso -como el del BES o más recientemente el Banif-, se mostró confiado en «no tener nuevas sorpresas» en el futuro, y recordó que la estabilidad de la banca «es una preocupación en toda Europa», y no sólo en Portugal. EFE

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD