El postureo de Carolina Bescansa con su bebé en el Congreso: hay guardería

El postureo de Carolina Bescansa con su bebé en el Congreso: hay guardería

13 enero, 2016
|
Actualizado: 13 enero, 2016 0:00
|

Carolina Bescansa ha realizado un postureo sin precedentes en el Congreso de los Diputados. La diputada ha entrado con su bebé en brazos y le ha dado el pecho en su escaño, no ha hecho uso de la guardería del Congreso, como hacen la mayoría de las madres diputadas. Y es que, en 2010 se tuvo que acometer una reforma de más de un millón de euros para agrandar el aula para albergar a los pequeños menores de un año debido a la alta demanda de sus señorías.

Así, usuarios de las redes sociales le recriminan esta acción a Bescansa, que emula así a una eurodiputada danesa Licia Ronzulli, quien asistió a un pleno de derechos humanos con su bebé en brazos. Bescansa, como hiciera Ronzulli hace cinco años, ha dado el pecho bajo un mantón para cubrir al bebé.

La guardería se sitúa en el Congreso de los Diputados y fue remodelada en 2010 por la suma de un 1.001.160 euros, exentos de IVA. El servicio se abrió en 2006 y entonces ninguno de los niños que acudían a la misma era hijo de diputado. Esta situada en el tercer sótano de la Cámara Baja y cuesta unos 150 euros al mes.

El área de la que disponen los niños es de 350 metros, tiene patio con columpios y arena abiertos al aire, y tres aulas -«Delfín» para niños de 0 a 1 año; «Pelícano» (1-2 años) y «León» (2-3 años)-, una sala multiusos y una cocina. Delfín tuvo que ser ampliada con un coste de un millón de euros debido a la alta demanda en 2010. Bescansa, así, no ha hecho uso de este servicio pese a tenerlo a su disposición.

La acción de Bescansa ha sido recriminada por Carme Chacón, diputada socialista. En este sentido, ha señalado que es «un mal ejemplo» para las madres trabajadoras que no pueden llevar a sus hijos a su puesto de trabajo. «Francamente, no hacía falta» que la parlamentaria trajera hoy a su bebé, máxime cuando existe esa escuela infantil y «hay muchas trabajadoras en este país que no pueden hacer esto», ha señalado. Al mismo tiempo, ha recordado que en su etapa de ministra de Defensa, ella traía al bebé a la Cámara y le daba el pecho en su despacho, sin necesidad de llevarlo al hemiciclo.

«Me parece muy bien si uno no tuviera posibilidades de dejar a un bebé, pero es un tema más de figurar públicamente», ha subrayado.

También la diputada de Coalición Canaria Ana Oramas ha explicado que ella misma tuvo que incorporarse a los trabajos parlamentarios sólo quince días después de haber dado a luz por cesárea y ha reiterado que el Congreso tiene guardería para diputados y funcionarios.

«Le he comentado que está la guardería, porque me da pena un niño tan chico, en un sitio cerrado con 400 personas, cada una de su padre y de su madre, y ella sin poder moverse», ha comentado a EFE la vicepresidenta del Congreso, Celia Villalobos.

.
Noticias Relacionadas: