El PP de Cantabria, un polvorín por la cuenta de un discapacitado

El PP de Cantabria, un polvorín por la cuenta de un discapacitado

08 mayo, 2017
|
Actualizado: 08 mayo, 2017 11:41
|

Estalla la guerra en el PP de Cantabria tras el Congreso del partido. Los opositores liderados por Ignacio Diego han presentado una demanda contra la actual dirección del PP cántabro, liderada por María José Sáenz de Buruaga.

En el centro de la polémica están las transferencias realizadas desde una cuenta bancaria de un discapacitado para poner al corriente a 495 afiliados del partido con derecho a voto.

Según la actual dirección la demanda de Ignacio Diego, que se ha puesto en manos de abogados para tumbar el resultado del Congreso del PP de Cantabria, no hay lugar a la revocación, ya que no han presentado impugnación alguna, al tiempo que han asegurado que se trata de «una estrategia que tiene como único objetivo destruir al Partido Popular».

«Si tan evidentes son las irregularidades y tan seguros están de que se han cometido, lo habrían hecho ante el Comité Nacional de Derechos y Garantías en los plazos establecidos reglamentariamente. Por lo tanto, no han agotado ninguna de las vías internas previstas en los Estatutos del Partido Popular antes de recurrir a los tribunales», sostiene la dirección del PP cántabro a través de un comunicado. El encargado de presentar la demanda es Manuel Estrada, que ya tumbó el resultado del Congreso del PP en Gijón en los tribunales.

Y es que, todo el caso se centra en los 495 militantes que se pusieron al corriente de pago tan solo dos días antes del Congreso, que ha ganado María José Sáenz de Buruaga -próxima al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ex alcalde de Santander.

Los pagos de 491 militantes se realizaron a través de una misma cuenta bancaria, en pequeñas transferencias de 9.000 euros. Esta cuenta está a nombre de una persona con discapacidad, con un nombre de pila «M.», según recoge OK Diario. Las órdenes de pago al PP se realizaron entre el 28 de febrero y el 1 de marzo, los dos últimos días hábiles para estar al corriente de pago y poder ejercer el voto. En total, más de 2.700 militantes podrían participar en el Congreso, pero poco después se aumentó el número a 3.300, es decir, casi 500 afiliados más, y curiosamente el mismo número de transferencias realizadas desde la misma cuenta bancaria del discapacitado.

El Congreso se celebró y solo se obtuvo la victoria por cuatro votos. El nombre del discapacitado M. aparecía como candidato en la papeleta de compromisarios que apoyaban a María José Sáenz de Buruaga en Laredo.

La mesa de Laredo estaba presidida por el secretario local del PP, Miguel González, y la secretaria fue Leticia Vila, abogada y militante del partido. Ambos llevaron al discapacitado a dependencias de la Guardia Civil para declarar que había cedido voluntariamente las claves de su cuenta. No obstante, el discapacitado no aclaró de dónde procedían los 9.000 euros utilizados para pagar las cuotas pendientes de 491 militantes. Es un dineral para una persona sin recursos y que vive de la caridad de los vecinos, según el citado diario.

En el día crucial de la votación, M. no hizo acto de presencia, cuyo voto fue relegado a otra afiliada que tampoco estaba en el censo de compromisarios. Es una irregularidad más de las múltiples detectadas, ya que se permitió ejercer este derecho a compromisarios que no aparecían en el censo, mientras que se impidió votar a compromisarios que sí habían sido elegidos.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha expresado su «lealtad y respaldo absoluto» a María José Sáenz de Buruaga, más cuando participó en actos de su campaña.

.
Noticias Relacionadas: