Las prejubilaciones están de moda

Las prejubilaciones están de moda

26 febrero, 2016
|
Actualizado: 26 febrero, 2016 0:00
|

Las compañías españolas han pagado al Tesoro 225 millones de euros por la obligación de pagar el desempleo de sus mayores de 50 años, lo que supone un crecimiento del 170%, respecto al mismo período del año pasado. Otro dato: A finales de 2015, los trabajadores mayores de 50 años cubiertos por las empresas en su coste del desempleo, fueron 8.100, lo que supone un incremento del 55% respecto a los 5.200 despedidos que hubo a finales de 2014. Datos y más datos, que elabora el propio Ministerio de Empleo y Seguridad Social, y que confirman que la prejubilación está de moda entre las empresas más solventes.

Y es que aprovechan esa solvencia, esa liquidez, para reestructurar sus plantillas y sustituir a los empleados con mayores salarios y más experimentados, por jóvenes con contratos temporales o incluso por máquinas. Miguel Ángel Bernal, del IEB, explica que «ahora lo que están llevando a cabo son reestructuraciones, acoples del gasto, que antes no han podido hacer por la situación. Están empezando a proceder a la sustitución de personas que tienen de 50 años en adelante que se van a ver sustituidos por procesos automáticos o, en la mayor parte de los casos, por personas más jóvenes pero con salarios más bajos y con contratos que no son fijos, lo que es una desgracia económicamente hablando».

Las empresas con beneficios están acelerando los despidos, convertidos en prejubilaciones, de los trabajadores mayores de 50 años. Así se desprende del fuerte incremento de los ingresos que el Tesoro ha tenido en los últimos años para financiar el desempleo de estas personas. Algo, desde luego, muy preocupante y nada tranquilizador para uno de los temas más candentes de nuestro país, el empleo: «No es nada tranquilizador. Lo más probable es que caiga la población activa. Y además, la gente que se incorpora a los mismos puestos con la misma responsabilidad, que nadie se crea que van a tener el mismo salario, serán salarios inferiores y condiciones peores», analiza Bernal.

La última tromba de prejubilaciones viene de la mano del Corte Inglés. La medida va dirigida a trabajadores nacidos entre 1956 y 1958 que tengan una antigüedad igual o superior a 15 años en la empresa. Habrá un máximo de 1.200 desvinculaciones, si bien hay hasta 3.700 empleados que reúnen dichos requisitos. ¿Con qué condiciones? En un principio, recibirán un 65% del salario neto actual hasta los 63 años, aunque esta cláusula podría cambiar cuando haya acuerdo definitivo. Entre otras contraprestaciones, podrán mantener la tarjeta de personal con descuento, conservarán un convenio especial con la seguridad social y tendrán derecho a que su seguro de vida pase a sus herederos en caso de fallecimiento.

Noticias Relacionadas: