PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Los dos países llevan años en confrontación, pero siempre ha sido a través de terceros. El choque frontal parece ya inevitable tras las nuevas sanciones de Irán.

Preocupación de los inversores por la tensión entre Irán y Arabia Saudí

La tensión geopolítica entre Irán y Arabia Saudí se ha solventado hasta ahora a través de terceros. Pero ahora el choque parece inevitable tras la ejecución de un líder chiita por parte de Arabia Saudí, que fue contestado con un atentado contra la embajada de Arabia Saudí en Teherán. Los inversores muestran su preocupación en las redes sociales por el incremento de la violencia y sanciones entre estos países.

PUBLICIDAD

«Siempre he dicho que el riesgo geopolítico está en que Arabia/Irán dejen de pelearse a través de terceros y lleguen a enfrentamiento directo», ha señalado el director de Tressis, Víctor Alvargonzález, quien ha tuiteado una viñeta que explica a la perfección el enfrentamiento entre ambos países de la OPEP.

Irán ha prohibido este jueves la importación de cualquier producto fabricado en Arabia Saudí y toda exportación procedente de ese país, y reiteró que la peregrinación «menor» a La Meca, la «Umra», continuará en suspenso.


En una sesión urgente del Consejo de Ministros de Irán, encabezada por el presidente Hasan Rohaní, el gobierno aprobó la prohibición sobre la importación de mercancías en «todos los puertos del país, incluidas las zonas francas y zonas económicas especiales», informó la agencia oficial iraní de noticias IRNA.

El Consejo de Ministros resaltó que seguirá prohibida la peregrinación «menor», que recomienda pero no obliga el Corán, en la que cientos de miles de peregrinos iraníes acuden a Arabia Saudí cada año.

Dicha peregrinación quedó prohibida en abril de 2015, tras las denuncias de abusos sexuales a dos menores iraníes por policías saudíes. La suspensión no afectará a la peregrinación «mayor«, la que sí es de obligado cumplimiento para cualquier musulmán una vez en la vida.

PUBLICIDAD

Esta es una de las primeras reacciones de Teherán, después de la ruptura de lazos de Arabia Saudí con Irán el pasado 3 de enero. Irán, además de condenar, todavía no ha tomado ninguna medida práctica en respuesta al ataque con misiles hoy a su embajada en Yemen.

Los autoridades saudíes ejecutaron el pasado 2 de enero al clérigo chií, Nimr Baquir al Nimr, acción que fue seguida por las protestas de grupos chiíes en varios países musulmanes y en Irán un grupo de manifestantes incontrolados atacaron y quemaron dos legaciones diplomáticas del reino saudí.