El presidente del BM conoce las «semillas de paz» de Colombia

El presidente del BM conoce las «semillas de paz» de Colombia

15 enero, 2016
|
Actualizado: 15 enero, 2016 0:00
|

Jaime Ortega Carrascal

Valledupar (Colombia), 14 ene.- El presidente del Banco Mundial (BM), Jim Yong Kim, conoció hoy en Colombia las «semillas de la paz», durante una visita a dos programas de desarrollo financiados por ese organismo multilateral en el departamento del Cesar, en el norte del país.

Kim, que realiza su primera visita a Colombia, estuvo en Guacoche un caserío de unos 2.000 habitantes y calles polvorientas distante unos 10 kilómetros de Valledupar, capital del Cesar, y luego en San José de Oriente, en la zona rural del municipio de La Paz.

«El ejemplo de Guacoche es muy importante para el resto del mundo porque el programa que el Gobierno tiene aquí, por medio de la Unidad de Víctimas, es un modelo para el resto del mundo», dijo sobre ese caserío que el 6 de abril de 1997 fue tomado por un grupo paramilitar que asesinó a dos de sus habitantes y durante diez años impuso su ley.

En Guacoche, una tierra semidesértica tostada por el inclemente sol tropical, el BM financia con 4,7 millones de dólares de un fondo multidonantes el programa «Reparación colectiva a las víctimas para la reconstrucción social», de la Unidad para las Víctimas del Gobierno colombiano.

Esa iniciativa, que abarca el periodo 2015-2018, fue considerada un modelo pionero por Kim porque se trata del la primera de 65 comunidades afrodescendientes en formalizar un proceso de reparación colectiva.

Con la violencia desatada por los paramilitares «la gente sufrió y sigue sufriendo, el tejido social se rompió pero estamos tratando de reconstruirlo», dijo el líder comunitario Arodis Castilla al explicar a Kim y su comitiva los efectos del conflicto armado y cómo con el proyecto financiado por el BM han empezado a recuperar la paz y la convivencia que perdieron.

Después de comer con los habitantes de Guacoche y de asistir a una presentación de danza y música vallenata, propia de esta región de la costa atlántica colombiana y declarada Patrimonio Inmaterial de la Unesco, el presidente del BM se desplazó a la zona rural de La Paz para ver otro proyecto, llamado «Alianzas Productivas», que apoya a campesinos cultivadores de cacao.

En compañía de los ministros de Agricultura, Aurelio Iragorri, y de Hacienda, Mauricio Cárdenas, el funcionario llegó hasta una casa de campesinos donde pudo constatar que el apoyo de ese organismo multilateral a esta iniciativa gubernamental es una contribución al progreso y la paz ya que aleja a los campesinos de los cultivos ilícitos.

Kim y los dos ministros vieron sobre el terreno la producción de cacao de la Asociación de Productores Campesinos de la Serranía del Perijá (Asprocaspe), que tiene como socio comercial a la Compañía Nacional de Chocolates, una gigante del sector alimentario.

«El verdadero aporte a la paz es este nuevo tipo de programas, esto transforma la vida de la gente. Aquí hay una semilla de paz», explicó Iragorri.

De esta cooperativa fueron comercializadas el año pasado 110 toneladas de cacao, manifestó Yobani Pérez Castilla, representante de Asprocaspe, quien pidió a las autoridades presentes «que esta iniciativa se siga multiplicando».

El titular de Agricultura añadió que en el país hay 880 Alianzas Productivas de las cuales hacen parte más de 55.000 pequeños productores que han recibido financiación de este programa.

«Este programa será la herramienta más importante en la lucha contra los cultivos ilícitos», agregó Iragorri, quien destacó que mediante las Alianzas Productivas han sido intervenidas más de 90.000 hectáreas en 516 municipios colombianos, es decir, más de la mitad de los 1.101 que tiene el país.

Por esa razón, recomendó que el BM siga apoyándola pues el área intervenida equivale al territorio dedicado a los cultivos ilícitos en Colombia.

«Estamos sembrando la paz porque la paz genera el ingreso que les permite a ellos (los campesinos) mejorar su calidad de vida, la educación y la salud», apuntó por su parte el ministro de Hacienda.

Kim concluirá su visita mañana en Bogotá, donde participará en un coloquio con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, cuya política económica elogió hoy, al tiempo que prometió mantener las inversiones del BM en el país.

«Vamos a continuar invirtiendo aquí en Guacoche y también en Colombia. La situación del mundo es muy difícil, pero el nivel de crecimiento en Colombia es muy bueno en comparación con el resto de América Latina», dijo Kim a periodistas y añadió: «Estamos muy optimistas con Colombia». EFE

Noticias Relacionadas: