Programas del sabado
La prima de riesgo de España sube tras el acuerdo en Cataluña

La prima de riesgo de España sube tras el acuerdo en Cataluña

11 enero, 2016
|
Actualizado: 11 enero, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

La prima de riesgo en España, el principal indicador de la estabilidad de un país, se incrementa tras el pacto y desafío separatista catalán. El riesgo país sube hasta los 121 puntos básicos, y España paga ya 20 puntos por encima de Italia, un umbral que muestra la preocupación por la inestabilidad política.

Con la deuda de Cataluña en el bono basura, sin más financiación que la que concede el Gobierno de Mariano Rajoy, los separatistas catalanes prosiguen con su órdago y amenazan con romper España en menos de 18 meses. Así, la ruptura llegaría en junio de 2017 como máximo. El acuerdo entre Junts pel Sí y los antisistema de la CUP reavivan los temores de antes de las elecciones, cuando grandes empresas catalanas comenzaron a hacer las maletas para dirigirse a Madrid, Andorra o Irlanda, este último destino fue escogido por el independentista Víctor Grifols.

El nuevo Gobierno se ha propuesto como objetivo prioritario la «independencia fiscal», es decir, recaudar y gestionar todos los impuestos que se paguen en Cataluña. Un paso que se hará al mismo tiempo que la Seguridad Social catalana, con la amenaza de romper el sistema.

España así paga este lunes 20 puntos más que Italia por colocar el mismo tipo de deuda a diez años. En concreto, un 1,72% frente al 1,5% de los trasalpinos. Los inversores, a su vez, continúan retirando capital ante el desafío separatista, ya que tienen la mayoría parlamentaria. La presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, ya ha mostrado la intención: «Cumplir con la legalidad española hasta que se apruebe la legalidad catalana«. De esta forma, los independentistas reactivan el «proceso», que parecía abocado a morir este mismo lunes en caso de que no llegar el acuerdo.

Ahora, la economía catalana estará en manos de los radicales de ERC, con Oriol Junqueras como consejero de Economía, un escenario donde presumiblemente se subirán todo tipo de impuestos para garantizar la renta básica, mientras Cataluña solo tiene el beneplácito del Gobierno de España para sufragar el elevado gasto. Pese a la descomunal deuda, cercana a los 65.000 millones de euros, los independentistas afirman que con la independencia tendrán mejores opciones de financiación, y no necesitarán del Estado para abonar las nóminas de funcionarios, pensiones y proveedorees.

Así, España vuelve a estar en la picota de los inversores, más cuando después del 20-D la prima de riesgo respecto a Italia se redujo hasta solo los 5 puntos básicos. Tras este nuevo desafío, y con el bloqueo del PSOE a un Gobierno del PP, se eleva el riesgo.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD