Privacidad en un mundo conectado

Privacidad en un mundo conectado

27 noviembre, 2019
|
Actualizado: 27 noviembre, 2019 12:49
|

Los que ya tenemos unos años nos hemos criado en un mundo en el que los niños salían de casa con la merienda y nada más se sabía de ellos hasta la hora de la cena. Quedábamos en el parque al salir del colegio o nos llamábamos a casa para quedar, esa era toda la conectividad no hace demasiado tiempo. A un ritmo vertiginoso irrumpió internet, el teléfono móvil, las redes sociales y sin tiempo para acostumbrarnos irrumpe el internet de las cosas.

En tan solo una generación hemos pasado de un mundo en el que para contactar con alguien era muy difícil sin saber dónde estaba a un mundo en el que constantemente estamos conectados y sabemos en todo momento dónde se encuentran amigos y familiares. A esta hiperconectividad personal se le añade la cantidad de información que generan, no solo nuestros dispositivos móviles, sino todos los dispositivos conectados que invaden nuestra vida. Toda esta información, si no se trata debidamente, deja un peligroso rastro de datos, creencias, costumbres y gustos personales que puede llegar a ser peligroso para el usuario.

Esto es realmente lo que se esconde detrás del Big Data, la capacidad de procesar todos estos datos y generar perfiles, más o menos anonimizados, para su posterior explotación. Este es el negocio de Google o de Facebook: mostrarte el anuncio que más encaje con tus gustos y a este paso, mostrarte anuncios de productos que necesitas en tu frigorífico conectado o relacionados con los programas que ves en tu televisión conectada.

Muchos de estos datos se obtienen sin que el usuario sea consciente y, aunque supuestamente son anónimos, los grandes de internet no tienen problemas para vincular esos datos con las cuentas de sus usuarios. De este modo los perfiles se hacen cada vez más completos y se amplía la cantidad de usos de esos perfiles. La publicidad orientada puede ser algo desagradable pero no es el más peligroso de estos usos como se pudo ver en el caso de Cambridge Analytica, en el que los perfiles de los usuarios se utilizaron para ayudar a políticos a decantar el voto de los indecisos y a afianzar a sus votantes mediante la explotación de sus gustos y preocupaciones expresados en redes sociales.

La parte más grave de este asunto no es el uso que se hizo de los datos, sino que este uso se produjo sin el conocimiento y el consentimiento expreso de los usuarios, creado así el prefecto aviso para navegantes.

La unión europea dio un paso decidido en la protección de la privacidad de sus ciudadanos con la publicación del reglamento general de protección de datos (RGPD o GDPR por sus siglas en inglés), pero desgraciadamente los plazos legislativos y la velocidad a la que se mueve internet hacen que estos cambios legislativos sean poco efectivos en su objetivo de proteger a los usuarios.

El usuario debe aprender qué peligros implica que estas grandes compañías nos rastreen en internet y cómo se realizan estos seguimientos y también a tomar las medidas necesarias para asegurar su privacidad.

En palabras de Harold Li, vicepresidente de ExpressVPN: “La mayor parte de los usuarios aún son poco conscientes de los problemas derivados de la falta de seguridad en sus datos y ponen en riesgo información personal con sus comportamientos online. En u mundo cada vez más conectado, todos deberíamos tomar medidas para proteger nuestras seguridad y privacidad, incluyendo medidas elementales como usar una VPN para asegurar nuestras conexiones, usar autenticaciones de dos factores, verificar nuestros ajustes de privacidad en medios sociales y ayudar a aquellos que con menos conocimientos técnicos a seguir estos consejos.

Los navegadores guardan pequeñas partículas de información llamadas cookies que pueden contener, por ejemplo, el Id de usuario de Google o de Facebook. Estos datos se usan, por ejemplo, para que no tengas que poner tu contraseña cada vez que cargas una página. La forma en la que se almacenan los datos es inicialmente segura, ya que el navegador solo compartirá los datos con el dominio que ha generado la cookie, por lo que otra página web no debería tener acceso a ese dato. Lo que hacen estas compañías es generar código que se carga desde su propio sitio, pero incrustado en otras páginas, por ejemplo, Google Analytics (una librería de análisis de visitas que ofrece Google de forma gratuita y que usan el 57% de los sitios web). Con este código incrustado, Google puede obtener el ID de usuario de Google de quien visita una página cualquiera y enviar datos a Google de forma que esta pueda vincular la actividad con el usuario.

La mejor forma de evitar este rastreo es ser conscientes de que nadie (y menos aún compañías que se han hecho multimillonarias en pocos años) regala nada. Como dijo Richard Stallman: “si el servicio es gratuito el producto eres tú”. Siendo conscientes de ello es posible cambiar una serie de hábitos para reducir estos problemas, el primero obviamente es reducir el uso que hacemos de esta serie de productos, hay buscadores alternativos, como DuckDuckGo, que ponen especial cuidado en la privacidad de sus usuarios o servicios de correo alternativos a Gmail.

Sobre todo, es importante utilizar en la medida de lo posible un navegador que elimine rastreadores, como por ejemplo el modo privado de Firefox o navegadores como Brave o TorBrowser. De esta manera, aunque visitemos sitios que generen estos rastreadores, se borrarán al cerrar la pestaña.

También es una buena opción cifrar todas nuestras comunicaciones con una VPN, no vamos a entrar en detalle sobre qué es una VPN, simplemente diremos que se trata de un software que hace que todos los datos de nuestra comunicación vayan cifrados, y que, por lo tanto, la capacidad de obtener datos de ellos es muy reducida.

Estos pequeños consejos nos permitirán reducir la huella de datos que dejamos en internet sin sacrificar nuestra comodidad, eso, con una actitud activa a la hora de saber qué datos se recogen y para qué se usan es un gran primer paso hacia la privacidad en este mundo conectado.

.
Noticias Relacionadas: