El programa económico del ‘castigo a Merkel’: adiós al euro y fin de los rescates

El programa económico del ‘castigo a Merkel’: adiós al euro y fin de los rescates

14 marzo, 2016
|
Actualizado: 14 marzo, 2016 0:00
|

Alternativa para Alemania ha puesto contra las cuerdas a la canciller alemana Angela Merkel. Su imparable ascenso se ha visto reforzado en las elecciones de este domingo, donde han llegado a ser segunda fuerza en algunas regiones.

Tildados de extrema derecha, su principal motivación es poner fin al euro y cortar de raíz los rescates a los países del Sur de Europa. Son sus dos principales premisas económicas, dos temores que podrían acarrear numerosas consecuencias en la Eurozona.

En sus tres años de historia ponen a temblar a la mismísima canciller Angela Merkel y al resto de inversores. La salida del euro de Alemania supondría de facto el fin del área económica, al tiempo que acabaría con el sanbenito de 'paganinis' que se sienten algunos alemanes. De sus arcas públicas han salido la mayoría de los capitales para rescatar a los países del Sur de Europa, incluida España.

Sin esta financiación, Grecia estaría en quiebra, al igual que Portugal e Irlanda. La falta de liquidez hubiera supuesto medidas mucho más duras para España. Los líderes de la formación afirman que sin moneda única no se rompe Europa, altiempo que se desligan de la extrema derecha, pese a que los medios así lo signifiquen.

Su apoyo masivo se ha logrado por la crisis de los refugiados. Son contrarios a acoger de forma masiva a iraquíes, sirios y de otros lugares en conflicto, por el que abogan un cierre de fronteras que acabaría con el tratado Schengen -que permite el paso de personas, mercancías y capitales de forma libre por la UE-.

De esta forma, piden que cada país reacuñe sus monedas, se muestra en contra del rescate que costó más de 500.000 millones de euros a los países del Sur de Europa, al tiempo que exigen una descentralización de competencias de la UE, por lo que cada país recuperaría su soberanía nacional frente a Bruselas. Asimismo, los Gobiernos no podrían exigir a los bancos comprar deuda pública.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD