PSA no descarta discutir con otros fabricantes para formar una alianza

PSA no descarta discutir con otros fabricantes para formar una alianza

06 abril, 2016
|
Actualizado: 06 abril, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

París, 6 abr.- El presidente de PSA, Carlos Tavares, señaló hoy que ahora que el grupo automovilístico francés ha restablecido su situación financiera, el objetivo es «liberar todo el potencial» y superar a algunos competidores, sin descartar negociar con alguno de ellos para formar una alianza.

Tavares, en una entrevista publicada hoy por «Le Figaro», subrayó que su empresa «sabe adónde va» y en ese camino, «si se presentan oportunidades, PSA podrá aprovecharlas», al tiempo que hizo hincapié en que «no hay ni necesidad ni presión. Simplemente posibilidades».

Sobre el nuevo plan estratégico para los próximos años, bautizado Push to Pass y presentado el martes, destacó que el principal indicador es el compromiso de elevar el margen de la división automovilística al 4 % de media en los tres próximos años, frente al 1 % de los últimos 15 ejercicios.

En los tres años siguientes, la meta de margen subirá al 6 %.

Subrayó que el constructor está «en los albores de una ofensiva de productos sin precedentes» en su historia, ya que tiene intención de lanzar 28 vehículos nuevos en Europa y 20 en China en los próximos seis años.

Tavares indicó que eso es posible porque en el periodo 2014-2018 se van a ahorrar 1.500 millones de euros en investigación y desarrollo que ahora se van a poder dedicar a la innovación.

Sobre su desarrollo internacional, reconoció que está en cartera el retorno de PSA al mercado norteamericano, pero puntualizó que «será progresivo» porque los errores allí se pagan caro.

«Pondremos pie como operador de servicios, muy probablemente en el marco de nuestra cooperación con el grupo Bolloré», explicó.

En cuanto a la polémica en torno a su remuneración, que fue de 5,24 millones de euros el pasado año, el doble que en 2014, Tavares hizo notar que es entre un 50 y un 75 % inferior a la de otros ejecutivos del sector automovilístico.

«Para los patronos, como para los pilotos de Fórmuna Uno o para los jugadores de fútbol, existe un mercado mundial», subrayó antes de insistir en el argumento de que los objetivos que se le habían marcado y el salario correspondiente a su cumplimiento los habían fijado los miembros del consejo de vigilancia respetando el código de la patronal francesa.

«Por mi parte estoy sereno y contento de haber solventado el desafío que se me propuso a finales de 2013: Sacar la empresa de una situación de casi quiebra», añadió.

En cuanto a los mensajes de varios miembros del Gobierno para que hiciera un gesto sobre su remuneración, Tavares consideró que habría que evitar que «este episodio sea interpretado por nuestros jóvenes talentos en Francia, formados en los mejores centros del sistema francés, como una incitación para irse del país». EFE

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD