El PSC rechaza hacer campaña con Susana Díaz

El PSC rechaza hacer campaña con Susana Díaz

27 noviembre, 2017
|
Actualizado: 27 noviembre, 2017 15:42
|

No habrá foto conjunta de Susana Díaz con Miquel Iceta, mientras Pedro Sánchez sí hará acto de presencia con seis actos. Entre otros barones socialistas, acudirán a hacer campaña Guillermo Fernández Vara, Ximo Puig y Francina Armengol.

El PSC esconde así a la principal rival de Sánchez para dirigir al PSOE. Aún escuece la guerra desatada en las primarias socialistas, cuando el actual líder del PSOE tuvo que dimitir para preparar su asalto al sillón de secretario general. La guerra desatada dividió completamente al PSOE y al PSC, que por boca de Iceta defendía a Sánchez ante la vieja guardia socialista. Tampoco acudirá Javier Fernández, el presidente de la gestora que se encargó de las primarias y también de Asturias, como tampoco harán acto de presencia Javier Lambán ni Emiliano García-Page.

Las instrucciones del PSC son claras. Dar carta blanca a Josep Borrel, principal estrella en las manifestaciones constitucionalistas en las calles de Barcelona, y evitar que Iceta salga de tono con sus ya famosos bailes. Se busca una campaña para que el PSC vuelva a tomar las riendas de Cataluña, pese a que las encuestas le auguran un porcentaje en votos muy similar al que obtuvieron los pasados comicios. El PSC parte de 16 diputados, frente a los 52 que obtuvo Pascual Maragall. Asimismo, Ciudadanos podría ascender por encima de los 25 que tiene, pese a ello, el PSC ya ha afirmado que no investirá a ningún presidente independentista o constitucionalista. La figura clave del PSC ahora es Borrell, el ex consejero de Abengoa y ex presidente del Parlamento Europeo. Borrell tendrá una agenda «específica».

Una campaña de corte «presidencialista», en el que si bien se ha recomendado a Iceta que minimice sus famosos bailes

Así lo han explicado el director de la campaña del PSC y secretario de Organización, Salvador Illa, y la portavoz de la campaña y portavoz en el Parlament, Eva Granados, en un encuentro informal con periodistas. Los socialistas afrontan las elecciones como «decisivas» y, en este sentido, han diseñado una campaña de corte «presidencialista», en el que si bien se ha recomendado a Iceta que minimice sus famosos bailes y exhiba un «tono más presidencial», los responsables de su campaña reconocen que la clave de su éxito es su «espontaneidad».

Illa ha detallado que el objetivo para el 21D es el de enarbolar el «catalanismo pragmático y no independentista», erigiendo a Iceta como la persona que «está en mejores condiciones de solucionar el problema» y de llevar a Cataluña a la «reconciliación».

Entre otras novedades, el PSC hará un atípico acto de apertura de campaña el día 4 de diciembre, en el que la tradicional pegada simbólica de cartel a medianoche se hará en este caso a las 19 horas en L’Hospitalet de Llobregat, al tratarse de un día laborable.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, acudirá a Cataluña los dos fines de semana de la campaña íntegros, con un total de seis actos que le llevarán a Tierras del Ebro, Sant Boi de Llobregat, Camp de Tarragona, Mataró, Lleida, Girona y a una Barcelona en que se verá con las juventudes y participará en el acto central el día 17.

No será el único dirigente del PSOE que acudirá a tierras catalanas, ya que también lo harán el presidente valenciano, Ximo Puig, este sábado 2 en Barcelona; el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, el día 5 en el Baix Llobregat; el exministro Ángel Gabilondo, el día 11 en Badalona; la presidenta balear, Francina Armengol, el día 12 en Rubí; y el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, los días 14 y 18 de diciembre.

Desde el PSC no se descarta que participen otros dirigentes del PSOE, entre ellos la presidenta andaluza, Susana Díaz, quien se ha ofrecido a apoyar a Iceta en la campaña, a la espera de si sus respectivos equipos puedan cuadrar las agendas, según Illa.

Y quien tendrá un protagonismo especial en la campaña será Josep Borrell, que a pesar de no ir en la candidatura de Iceta se volcará para ayudar al partido con una agenda propia y «específica» entre los días 15 y 19, además de que coincidirá con Iceta tanto en el acto central como en el acto final en Cornellà de Llobregat, el día 19.

También ese día 19, Iceta recibirá el apoyo de Miguel Ángel Revilla, presidente cántabro, que hará junto al candidato socialista un encuentro con casas regionales y un paseo por La Rambla, pero no acudirá al acto final de campaña; y tampoco se descarta que durante la campaña pueda participar algún dirigente socialista europeo.

Y el número tres de la lista por Barcelona, el exlíder de Unió Ramon Espadaler (Units per Avançar), también desplegará su propia campaña diferenciada, pero coincidirá en algunos actos con Iceta.

El presupuesto de la campaña del PSC será de 1,74 millones de euros, un 21 por ciento más que la del 27-S de 2015 (que rozó los 1,44 millones de euros), pero alejado aún del límite máximo de 3,9 millones que se permite para las campañas de los partidos.

De los 1,74 millones del presupuesto para esta campaña, un 72 por ciento se destinará a publicidad, actos y acciones en la calle, un apartado en el que el ‘mailing’ tendrá el coste más elevado; un 22 por ciento, a coste de materiales, contrataciones y servicios; y el resto a gastos financieros, pues el PSC ha pedido un crédito para financiar la campaña.

Noticias Relacionadas: