El PSOE integra a un concejal expulsado de C’s por triplicar la tasa de alcohol

El PSOE integra a un concejal expulsado de C’s por triplicar la tasa de alcohol

31 agosto, 2016
|
Actualizado: 31 agosto, 2016 11:01
|
PUBLICIDAD

El equipo de gobierno de Vélez- Málaga, integrado hasta ahora por PSOE (8 concejales), PA (2) y GIPMTM (2), ha cerrado este martes un pacto de estabilidad que completará a partir de ahora el edil no adscrito José Antonio Moreno. El escaño que cierra la mayoría absoluta, con 13 de los 25 de la corporación plenaria, lo ocupará el concejal que fuese expulsado de C’s por superar la tasa en un control de alcoholemia.

El concejal del Ayuntamiento de Vélez-Málaga José Antonio Moreno, expulsado del partido Ciudadanos al triplicar la tasa permitida en un control de alcoholemia, y que no dimitió como le exigía la formación naranja, se ha integrado en el gobierno municipal como edil de Educación.

El alcalde Antonio Moreno Ferrer (PSOE) ha cerrado un acuerdo con el exintegrante de Ciudadanos -que pasó a ser concejal no adscrito- para que se sume al ejecutivo local, en el que asumirá las concejalías de Educación y Comercio e Industria, según han informado hoy a Efe fuentes municipales.

La incorporación de Moreno, que tendrá dedicación exclusiva, permitirá al equipo de gobierno tener mayoría absoluta, con trece de los 25 concejales de la corporación -ocho del PSOE, dos del Partido Andalucista (PA), dos del Grupo Independiente Pro Municipio de Torre del Mar (Gipmtm) y el citado edil no adscrito.

Moreno fue condenado a ocho meses y dos días de retirada de carné y a una multa de 1.440 euros por un delito de conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas, cometido el pasado mayo.

El concejal dio una tasa superior a 0.90 miligramos en un control de alcoholemia realizado por la Policía Local en el núcleo de población de Torre del Mar, lo que supone triplicar el límite permitido de 0,25.

Tras lo ocurrido, Moreno reconoció su error, del que estaba «tremendamente arrepentido», pero insistió en que se trata de hechos que pertenecen a su esfera privada y personal, que le pueden pasar a cualquiera y que no afectan a su actuación en el orden público ni a su trayectoria como edil.

Ciudadanos lo expulsó por una falta «muy grave», pero según el afectado, en ningún momento vulneró el código ético del partido en lo que a la vida política se refiere, y por ello, optó por no entregar su acta y continuar como concejal no adscrito. 

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD