El PSOE acusa al PP de incitar al boicot de productos catalanes

El PSOE acusa al PP de incitar al boicot de productos catalanes

12 diciembre, 2017
|
Actualizado: 12 diciembre, 2017 14:45
|

El boicot contra productos catalanes llega al Congreso con una grave acusación del PSOE contra el PP. Para los socialistas de Pedro Sánchez, el PP se ha comportado como un «bombero pirómano», pese a que el propio PSOE apoyó la aplicación del 155.

El PSOE, no obstante, apoyará la iniciativa parlamentaria del PP contra el boitcot a los productos catalanes. Así lo ha asegurado la portavoz de los socialistas en el Congreso, Margarita Robles. En su texto original, la iniciativa reprocha a los independentistas que hayan perjudicado la situación económica y subraya la necesidad de apoyar todos los productos marca España, incluidos los catalanes, sin que haya discriminación.

El PSOE ha presentado una enmienda de sustitución en la que apuesta por una campaña de información y concienciación ciudadana, a cargo del Ministerio de Sanidad, que favorezca el consumo e intercambio de productos de distinto origen y advierta de lo que perjudica el boicot, tanto en términos económicos y sociales como por deteriorar la convivencia. Aunque no se acepte esta enmienda, los socialistas votarán sí a la iniciativa del PP.

En rueda de prensa, Margarita Robles ha explicado que el PP fue el partido que inició «todas las actuaciones tendentes al boicot«, y ahora con esta iniciativa, que lleva al Congreso con «fines electorales», se comporta como un «bombero pirómano». «Votaremos sí a la proposición al boicot pero seremos muy contundentes en criticar al PP», ha advertido Robles.

Desde el partido proponente, José Antonio Bermúdez de Castro ha admitido ya antes de las palabras de Robles que esperaba el voto afirmativo del PSOE por «coherencia», porque también apoyó la misma propuesta presentada en el Senado. El secretario general del grupo popular ha defendido la iniciativa por entender que las empresas y productos catalanes no deben ser discriminados ni boicoteados por «la actitud irresponsable de los secesionistas«.

Y ha negado además que la propuesta sea «tramposa» como han sugerido los independentistas, que van a ser los que tengan que explicar «muchas cosas a los catalanes» sobre los perjuicios que ha causado el «procés».

El grupo de Unidos Podemos y sus confluencias votará en contra de la iniciativa no porque esté en desacuerdo con el fondo, sino porque considera que el Parlamento no es el lugar para hacer campaña electoral como cree que está haciendo el PP.

«Es una vergüenza que el PP utilice la sede de la soberanía popular para hacer campaña, tanta vergüenza que nos vamos a oponer», ha dicho en rueda de prensa la portavoz de Podemos, Irene Montero, quien por otro lado se ha felicitado de que los populares, que en otras ocasiones han sido quienes han llamado al «boicot», hayan cambiado de opinión.

Ciudadanos ha presentado una enmienda de adición en la que defiende perseguir los delitos de odio en Cataluña y poner los medios necesarios para «proteger» a los ciudadanos y empresarios que están siendo «señalados y acosados por motivos políticos».

Noticias Relacionadas: