El PSOE de Baleares dejará sin plaza al 70% de los médicos por no saber catalán

El PSOE de Baleares dejará sin plaza al 70% de los médicos por no saber catalán

28 noviembre, 2017
|
Actualizado: 28 noviembre, 2017 11:52
|

El PSOE de Baleares, junto con Més y Podemos, cambiarán próximamente la ley para acceder a una plaza pública. En concreto, exige un nivel B2 de catalán, un nivel intermedio necesario para continuar en el puesto de trabajo. El 70% de los médicos de Baleares no lo tiene acreditado.

Los sindicatos de médicos y enfermeros, a excepción de UGT y USAE, se han opuesto a esta imposición del PSOE de Francina Armengol, que vuelve a hacer bandera del pancatalanismo, enterrado por el PP en las Islas.  Las estadísticas aseguran que el 70% de los médicos de Baleares no tienen la titulación requerida por el PSOE de Francina Armengol.

Los puestos afectados son de toda índole, incluso a la única neuropediatra de Ibiza, Ileana Antón, originaria de Argentina y que sabe y entiende el catalán, pero no lo tiene acreditado, por lo que perderá su plaza.

«¿Tú crees que a los padres que tienen un hijo que sufre epilepsia, parálisis cerebral o una enfermedad degenerativa les importa si yo hablo catalán o no? La respuesta claramente es ‘no», ha asegurado en una entrevista a el Periódico de Ibiza. En este sentido, ni siquiera en Cataluña, donde también ejerció la medicina, se exige la acreditación del idioma para poder trabajar: «Me pasó una vez en Barcelona que una pareja que vivía en un pueblo muy apartado apenas sabía castellano y ni siquiera me exigieron saber catalán. Fueron muy respetuosos y gracias a un compañero conseguimos entendernos».

Iliana no tiene el nivel B2 de catalán, y afirma que cubrir su plaza es una tarea difícil, al ser una plantilla escasa en relación a la carga de trabajo que supone. En caso de perder el trabajo no tendrá más remedio que hacer las maletas e irse a otra ciudad.

Otro caso es el de Paco Cuesta, coordinador de radiología en el hospital de Can Misses. En una entrevista a Espejo Público ha asegurado que sus tres compañeros perderían su puesto de trabajo por no tener título de catalán. Rosario, enfermera y natural de Ibiza, sí sabe catalán, pero no puede acreditarlo con una titulación, por lo que perdería también su plaza. Cecilia, interina en urgencias, también pierde su puesto de trabajo al no tener acreditado el nivel B2 de catalán.

El representante del sindicato médico de Baleares, SIMEBAL, Carlos Rodríguez, asegura que el catalán debería ser un mérito y no un requisito para poder acceder a la plaza pública.

.
Noticias Relacionadas: