El PSOE de Baleares impide los traslados en la Sanidad con la imposición del catalán

El PSOE de Baleares impide los traslados en la Sanidad con la imposición del catalán

11 enero, 2018
|
Actualizado: 11 enero, 2018 8:28
|
PUBLICIDAD

Los trabajadores de sanidad en Baleares que no acrediten el conocimiento del catalán en 2 años no podrán pedir traslados. La imposición de la lengua catalana en la sanidad autonómica ha provocado un éxodo y protestas masivas contra la medida aprobada por el PSOE.
El Gobierno autonómico de la socialista Francina Armengol «penalizará» al personal que saque la plaza sin tener conocimiento del nivel exigido a los facultativos, ya sean temporales, interinos o con plaza fija. De esta forma, se les impide ascender en la escala profesional.
De esta forma, según recoge el Diario de Mallorca, los candidatos que opten a una plaza fija en la Sanidad autonómica y no tengan acreditado el nivel de catalán exigido para su categoría profesional tendrán que estudiar la lengua cooficial en caso de obtener la plaza. Tendrán dos años para sacar el polémico título, ya que se ha convertido en un requisito y no en un mérito. Es decir, vale más el catalán que la experiencia profesional en una comunidad autónoma donde precisamente faltan especialistas.
Una vez transcurrido el plazo de dos años y el facultativo no haya podido superar el examen de catalán, el gobierno autonómico del PSOE no podrá quitarle la plaza, pero sí le penaliza. «En ningún procedimiento de movilidad (traslados de un hospital a otro, promociones de empleo, etcétera) que convoque el Servicio de Salud de las Islas Baleares», señala el borrador decreto, que se encuentra aún en fase de dictamen preceptivo no vinculante y que aún no ha entrado en vigor ya que no se ha publicado en el Boletín Oficial de las Islas Baleares.
Los trabajadores temporales también tendrán que acreditar el nivel de catalán «a partir de la fecha de ocupación de la plaza o bien una vez que haya acumulado este periodo de tiempo de prestación de servicios».
Hasta ahora, las contrataciones se realizan sin exigir el nivel de catalán y por tanto no se ha puesto en marcha el reloj para acreditar su nivel de catalán. Las últimas contrataciones se realizaron en Navidad, tal y como asegura el secretario general del sindicato de enfermería (SATSE), Jorge Tera.
«El IB-Salut comunicó a todas las gerencias de los hospitales públicos que no pidieran el certificado de catalán a ninguno de los trabajadores a los que se les ofreció hacer una sustitución. Esta ha sido la tónica durante las fiestas», ha afirmado el dirigente sindical. Asimismo, consciente de la merma de profesionales y especialistas, ha criticado que se exija un nivel de catalán que no se pide en otras regiones de España, por lo que les desincentivará para trabajar en las Baleares. «El decreto y el requisito es una fuente de contradicciones que, además, atenta contra el sentido común», ha remachado.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD