El PSOE manda a Irene Lozano a las últimas filas del Congreso

El PSOE manda a Irene Lozano a las últimas filas del Congreso

13 enero, 2016
|
Actualizado: 13 enero, 2016 0:00
|

Irene Lozano ocupa un escaño en la parte alta del Congreso y no estará en las primeras filas pese a ser número seis por Madrid. El flamante fichaje de la ex diputada de UPyD se ha diluido como un azucarillo desde el inicio de la campaña electoral debido a las fuertes críticas por su fichaje por parte de Pedro Sánchez.

Lozano queda así fuera del primer plano de las intervenciones de sus compañeros e incluso de un segundo. El PSOE ya maniobró para evitar que acudiera a los mítines de campaña, al no protagonizar ni uno solo pese a ser ratificada por Sánchez en varias ocasiones.

La ex diputada de UPyD tendrá ahora poco trabajo en el Congreso al tener un perfil muy bajo dentro de la bancada socialista. Las críticas a su fichaje cayeron como un bomba dentro de la dirección. No era para menos después de las fuertes críticas de Lozano al PSOE durante su etapa en la formación magenta.

Pese a ello, el PSOE colocó a Lozano como número seis por Madrid, por encima de Eduardo Madina, un histórico que se queda ahora sin asiento al no obtenerlo en las urnas. Ante la cercanía de las elecciones, el PSOE impuso la ley del silencio respecto al fichaje, pero los críticos exigieron que no tuviera protagonismo en campaña.

Lozano, durante la campaña, solo fue una mera espectadora en los mítines, al sentarse en el patio de butacas, pero no ha cogido ni una sola vez el micrófono. El PSOE paga así a sus flamantes fichajes, que no respondían a otra cuestión que la de mermar a UPyD.

Lozano sí ha dado mítines «en colegios públicos», a chavales que no pueden ejercer el derecho a voto.

.
Noticias Relacionadas: