PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

PSOE pide a la Junta que diga algo sobre el caso Arroyo

Apela a la diginidad de Ciudadanos ante este asunto y los de Portillo y Perla Negra

El PSOE de Castilla y León pidió hoy a la Junta “explicaciones” tras el conocimiento del auto por el que se abre juicio oral por el caso del edificio de Arroyo de la Encomienda. “¿Nadie de la Junta tiene algo que decir?”, se preguntó la secretaria de Organización del PSOE de Castilla y León, Ana Sánchez, que insistió en la necesidad de que se asuman, no solo responsabilidades judiciales, sino también políticas.

PUBLICIDAD

“¿Nadie en la Junta va a decir esta boca es mía?”, reiteró Ana Sánchez, quien recordó que el ahora presidente de la Junta lo era del PP desde el año 2002. “¿No tiene ninguna valoración?”, requirió Sánchez, quien atribuyó esta responsabilidad también al vicepresidente de Transparencia y Regeneración Democrática, Francisco Igea, por “sustentar a un presidente de la Junta que también lo es de un partido político”.

Sánchez leyó el escrito de la Junta en el que se remarca que los que fueron viceconsejeros de Economía, Rafael Delgado y Begoña Hernández, ejecutaron sus acciones delictivas “a título personal, con autonomía y libertad que les otorgaba ser cargos de los entes públicos”. Por ello, la secretaria de Organización del PSOE consideró que Alfonso Fernández Mañueco, que “ya estaba allí” -fue consejero de Presidencia entre 2001 y 2007, así como consejero de Interior y Justicia entre 2007 y 2011- tendría que ser el primero en comparecer en la comisión de investigación de las eólicas, pero también del polígono de Portillo o del edificio de Arroyo.

Además, y después de que el portavoz ‘popular’ respondiera ayer al secretario del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, de estar “obsesionado” con Alfonso Fernández Mañueco, Ana Sánchez aclaró que la “obsesión” de los socialistas es “por la decencia y por sacar de las instituciones a los corruptos” algo en lo que garantizó que no se va a cejar en el empeño para que los responsables “asuman responsabilidades políticas y se den explicaciones”. También aludió a Cs, a quien acusó de no haber sufrido “ningún ataque de dignidad” por mantener al frente de la Junta “a un presidente de un partido corrupto”, dijo. “Cs mantiene al frente de la caja pública a todos aquellos que han protagonizado durante décadas estas tramas que han asolado al PP de corrupción”, sentenció.

PUBLICIDAD

En relación a la valoración del propio auto, el PSOE lamentó que se trate tan solo de “un apartado de un conglomerado que ha desfalcado de las arcas públicas de sus legítimos propietarios más de 1.100 millones de euros”. A su juicio, el auto es “absolutamente contundente” con los imputados, en especial con los que fueron viceconsejeros de Economía, para quienes además se ha pedido una fianza “extraordinaria” de 18 millones que “no tiene precedentes en Castilla y León”. “El magistrado debe tener muy claro el grado de implicación de todos ellos en esta trama de desfalco”, insistió Sánchez.

En la misma línea se expresó el procurador socialista y secretario primero de la Mesa de las Cortes, José Francisco Martín, quien ironizó a la hora de felicitar a Alfonso Fernández Mañueco y Raúl de la Hoz por su “fino olfato político” tras asegurar que “no pasaba nada” en alusión a este asunto para el que ahora se abre juicio oral y que finalmente llevó a la personación en la causa del Ejecutivo autonómico.

Martín puso como ejemplo los “pelotazos” en el caso del polígono de Portillo y auguró que el caso de la compra y alquiler de las sedes de embajadas “va a dar mucho que hablar” porque tiene “un tufillo”, en especial al hacer alusión a las sedes de Miami y Panamá. En este asunto, y en función del desarrollo de la comisión de investigación, Martín aseguró que no descartan la posibilidad de acudir a la vía judicial para abordar también este asunto, después de que esta pieza quedara fuera del proceso judicial.

De cara a la comisión de investigación, Martín reconoció que se está preparando el número de comparecientes y que se espera “un número alto”, incluso superior a los 120 comparecientes que se pidió en la anterior comisión. Martín recordó que en la ocasión anterior no se admitieron el 80 por ciento de las propuestas, pero ahora la Fiscalía ha elevado 29 testigos, de los que 28 ya habían pedido los socialistas aunque 25 los echó para atrás el PP, pero que ahora tendrán que testificar, entre ellos Pilar del Olmo.

PUBLICIDAD

“Tenemos muchísimos datos”, ratificó Juan Francisco Martín, quien confió en que puedan contar con comparecientes del PP “y sucedáneos” para aclarar esta situación o, de lo contrario, aseveró que podrían acudir a la vía judicial con este asunto.