El PSOE propone a Podemos reformar el 135, pese a que firmó mantenerlo con C’s

El PSOE propone a Podemos reformar el 135, pese a que firmó mantenerlo con C’s

29 febrero, 2016
|
Actualizado: 29 febrero, 2016 0:00
|

El PSOE juega a dos bandas. El pacto con Ciudadanos mantenía el artículo 135 de la Constitución, pero a Podemos le ofrece modificarlo. Asimismo, afirma ahora que se fijará un suelo social en el Presupuesto. Ciudadanos ya ha amenazado con cambiar su voto en la investidura en caso de que se rompa el acuerdo firmado entre Sánchez y Rivera. Asimismo, Podemos ha rechaza el acuerdo siempre y cuando se sume Ciudadanos al mismo.

«El PSOE nos envía varios documentos que son un corta y pega de su pacto con Cs, escondiendo las medidas más vergonzosas. Esto no es serio», afirma Pablo Iglesias, líder de Podemos.

Sánchez ha respondido: «@Pablo_Iglesias_ De vosotros depende que estas medidas arranquen el #GobiernoDelCambio. No es serio que siga Rajoy».

En la nueva oferta que ha presentado el PSOE a Podemos, a sus confluencias, a IU y a Compromís, el partido que lidera Pedro Sánchez reitera su disposición a instaurar un Ingreso Mínimo Vital para las más de 700.000 familias que carecen de todo ingreso económico, y señala un Plan Integral de Inclusión Social para los colectivos con problemas de carencia material severa. Asimismo, la subida del salario mínimo se queda en un 1%, muy inferior al 60% que planteaba Sánchez en su programa el pasado 20-D.

Además, el PSOE plantea reformar el artículo 135 de la Constitución, no su derogación, para garantizar un gasto social mínimo en las administraciones. «Para garantizar, mediante la reforma constitucional -pese a no contar con el apoyo suficiente-, que la estabilidad social prevista en el artículo 135 de la Constitución justifique el establecimiento de un suelo social presupuestario», indica el texto del documento.

El nuevo artículo 135 de la Constitución que fue pactado por el PSOE y el PP en agosto de 2011 incorpora entre otras obligaciones que el Estado y las autonomías no podrán incurrir en un déficit estructural que fija la Ley de Estabilidad Presupuestaria, y que actualmente señala en el 0 % para el conjunto de las administraciones públicas.

Este artículo está previsto que entre en vigor en 2020 y también fija una reducción de la deuda pública al 60 % en 2020, y amplía el plazo para reducir el endeudamiento de las comunidades autónomas de ocho a veinte años.

Asimismo, señala que los límites de déficit estructural y de volumen de deuda pública sólo podrán superarse en caso de catástrofes naturales, recesión económica o situaciones de emergencia extraordinaria que escapen al control del Estado.

Por otra parte, la nueva propuesta del PSOE a las fuerzas de izquierda aboga por incrementar de forma progresiva las pensiones no contributivas en aras a que confluyan con el salario mínimo interprofesional, que a su vez aumentaría en «al menos» el 1% en 2016.

Los socialistas proponen impulsar un Plan de choque por el Empleo y la inserción laboral, que contemple medidas específicas para los parados mayores de 45 años, el desempleo juvenil y el de larga duración y reiteran la necesidad de aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

También, tal como aparece en el acuerdo con Ciudadanos, el PSOE pide acordar un nuevo sistema de cotización a la Seguridad Social para los autónomos, en función de sus ingresos reales y elaborar una nueva ley de segunda oportunidad que permita acogerse a los autónomos y a quienes se encuentren en situación de insolvencia.

En este sentido, quiere reformar la actual ley para eliminar el periodo de 5 años en el que las deudas exoneradas puedan volver a ser reclamadas y proteger a los colectivos especialmente vulnerables frente a las ejecuciones hipotecarias en caso de insolvencia sobrevenida no dolosa.

Al respecto propone permitir a los jueces paralizar los desahucios en estos casos y en caso de que no sea posible, acordar la aplicación de la dación en pago, valorando la vivienda en el precio establecido para la concesión del préstamo. También, incide en la creación de un Programa de Alquiler Social mediante un acuerdo con la SAREB (el banco malo) y otras entidades financieras propietarias de viviendas vacías.

 

Tarjeta sanitaria

El PSOE ha propuesto en su nueva oferta a los partidos de izquierda devolver la tarjeta sanitaria a «todos aquellos que la perdieron como consecuencia de las leyes del PP«, como inmigrantes irregulares, un aspecto que no figura de manera explícita en el texto firmado con Ciudadanos.

En el documento que el PSOE ha enviado a Podemos, sus confluencias, IU y Compromís bajo el título «Ofrecimiento del PSOE a las demás formaciones políticas progresistas y de izquierda» el partido que lidera Pedro Sánchez apuesta por restablecer la universalidad de la cobertura del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Este aspecto ya se recogía en el texto pactado entre PSOE y Ciudadanos, que aboga por extender el derecho a la protección de la salud y a la asistencia, en las mismas condiciones que los españoles, a los extranjeros inscritos en el padrón municipal.

Sin embargo no citaba de forma explícita al colectivo de los inmigrantes en situación irregular a quienes se les retiró la tarjeta.

En el texto enviado a las formaciones de izquierdas con el fin de lograr su investidura esta semana, el PSOE también propone suprimir los copagos impuestos en la pasada legislatura «que suponen una barrera de acceso a los tratamientos médicos y a las prestaciones de dependencia».

También eliminaría aquellos que puedan suponer el no seguimiento o la interrupción de tratamientos, en especial para los personas de rentas más bajas.

Noticias Relacionadas: