PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

PSOE y PP se tienden la mano pero se acusan mutuamente de romper el pacto por la recuperación

Ambos partidos denuncian insultos por parte de sus rivales políticos

PP y PSOE mantienen la mano tendida para el diálogo y el acuerdo en este momento de emergencia social y económica por la pandemía, pero a la vez se acusan mutuamente de romper el pacto para la recuperación, de echarse “al monte” y de generar un clima de “radicalidad y crispación”.

En declaraciones tras la reunión de la Junta de Portavoces de las Cortes, el popular Raúl de la Hoz confió en que en el próximo pleno, previsto para este martes y miércoles, los procuradores “se tranquilicen y los ánimos estén menos exarcebados”, en referencia a la bronca sesión pasada cuando se debatió la propuesta de PP y Cs de apoyo a la figura del Rey.

Por su parte, Virginia Barcones ( PSOE) defendió que su partido lleva a la Cámara problemas de los ciudadanos con la mano tendida y desde la lealtad para salir juntos de esta crisis económica, social y sanitaria, pero subrayó que ante esa posición reciben “insultos” del PP, como recordó que ocurrió en el último pleno por parte de Raúl de la Hoz a Luis Tudanca.

“El Partido Popular de Castilla y León está en la radicalidad y la crispación y el máximo responsable es Mañueco”, sentenció Barcones, que censuró que “se normalice el insulto” y acusó a los socios de Gobierno de “generar un problema ficticio para no hablar” de los problemas de la Comunidad, en referencia a la propuesta de apoyo a la figura del Rey, que no contó con el voto favorable de PSOE y Podemos.

De la Hoz explicó que al subir a la tribuna en el pasado pleno, para defender la PNL sobre la Constitución y la figura del Jefe del Estado, hubo “insultos e interrupciones” para no dejarle hablar y para “disimular” que el PSOE de Castilla y León asumía “el mandato de Ferraz” de votar en contra, mientras que sus compañeros de Aragón respaldaban la misma iniciativa, por lo que él les acusó de “cobardía política”.

La viceportavoz socialista criticó las mociones de censura presentadas por PP y Cs para desbancar a alcaldes socialistas y defendió que el pacto “es el mejor antídoto para la recuperación”, pero añadió que son los socios populares y naranjas los que le “abandonan” con su incumplimiento, aunque su partido apuesta por ese acuerdo.

El popular respondió que al día siguiente de haberle firmado ya votaron “no” a un decreto ley de la Junta que se encuentra entre las medidas del pacto y calificó de “desfachatez” que “amenacen” de manera “infantil” con pedir una comisión de investigación sobre las residencias por datos que no se ofrecen, para preguntar si también la van a solicitar en comunidades donde gobiernan, como Castilla-La Mancha, Extremadura o Aragón, donde la posición es la misma que en Castilla y León.

De la Hoz apeló a mantener la “mano tendida”, a que “bajen del monte”, a sentarse y a hablar, como para la aprobación de los próximos presupuestos, que, aunque PP y Cs tienen mayoría, quieren contar con el PSOE, si bien no compartió que se escuden en incumplimientos del pacto.

“Los ciudadanos de Castilla y León no quieren un PSOE radical y echado al monte”, aseveró De la Hoz, convencido de que prefieren un partido “maduro, sensato y dialogante”, mientras que Barcones expresó la preocupación por “la radicalidad y crispación” del PPCyL, “que se deja arrastrar por Pablo Casado y ha decidido “no arrimar el hombro”.