«Queremos que en cada barrio haya un The Green Monkey»

«Queremos que en cada barrio haya un The Green Monkey»

18 abril, 2016
|
Actualizado: 18 abril, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

The Green Monkey, red de franquicias de escuelas de idiomas, está en plena expansión. Ya tienen ocho centros en Madrid y planean nuevas aperturas en el resto de España durante este año. «Queremos que en cada barrio haya un The Green Monkey», explica Belén Delgado, CEO de la compañía, en La Redacción Abierta de Intereconomía TV, donde señaló, asimismo, que «en cada barrio hay sitio porque la competencia no lo está haciendo bien».  

The Green Monkey tiene un modelo de franquiciados, a los que desde la sede central «acompañamos desde que entra en la selección de la zona y del local -nunca vamos a dejarle abrir en una zona que no se afín a The Green Monkey-, le ayudamos con la financiación, con productos nuevos diseñados por nuestro departamento de I+D, con formación empresarial para que su centro resulte un éxito, etc.», tal y como explica Javier Marín, director de Expansión.  

Uno de los grandes puntos fuertes de este sector, el aprendizaje de idiomas, radica en su estabilidad. En este sentido, Marín precisa que «con nuestras franquicias, el payback está en unos dos años y medio, dependiendo de cada situación. Es un payback muy bueno, teniendo en cuenta que es un sector muy estable. El producto idiomático se tarda en aprender. No es un producto que lo compro, me lo llevo y me voy. La media es que el cliente dure 10 años«.

Sobre la figura del franquiciado, los directivos de The Green Monkey insisten en que no es necesario que sepan idiomas o posean formación empresarial extensa. «Para nosotros, lo importante en un franquiciado es la actitud. Tiene que ser muy positivo, ser un buen comercial y ser una persona con empuje. Una persona con buena actitud, aunque no sepa nada de idiomas, para nosotros es un franquiciado perfecto», afirma Delgado. 

Modelo 360º 

En cuanto al sistema de aprendizaje, The Green Monkey aplica el denominado modelo 360º. «Se trata de una consultoría integral que sirva para recibir clases, recibir un programa en el extranjero, hacer una traducción…», cuenta la CEO de la red de franquicias. «Este modelo -añade Javier Marín- lo llevamos a todas las partes del negocio. Cualquier persona que tenga una necesidad idiomática, puede venir a The Green Monkey. No solo gana el franquiciado con el producto que vende en su clase, sino que además da servicio a cualquier cliente que le pida un voluntariado, prácticas en el extranjero, etc. De ahí nuestra doble rentabilidad«. 

La figura del profesor, como es lógico, es uno de los ejes del negocio, por lo que el proceso de selección al que se somete a cada uno de ellos es muy estricto. «No nos vale con un profesor que sepa el idioma, sino que nosotros solo trabajamos con profesores nativos y que son pedagogos. Esto se une al método que utilizamos y que trabaja las cinco habilidades de la lengua: leer, hablar, escribir, escuchar y grámatica. Todo ello hace que la necesidades se trabajen de una forma muy rápida y eficiente». Además, los resultados respaldan esta formación: «cada año proponemos a nuestros clientes un examen oficial de Cambridge adecuado a su nivel y a su edad; y cada año tenemos un 100% de aprobados«, concreta la CEO. 

En definitiva, subraya Belén Delgado, The Green Monkey «ayuda a la gente a desarrollarse personalmente y que pueda superar las barreras del idioma para profesionalmente llegar lo más lejos posible».

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD