La Quincena generó en 2015 un impacto de 5,4 millones para San Sebastián

La Quincena generó en 2015 un impacto de 5,4 millones para San Sebastián

22 febrero, 2016
|
Actualizado: 22 febrero, 2016 0:00
|

San Sebastián, 22 feb.- La Quincena Musical de San Sebastián sumó en su pasada edición un gasto de 3,5 millones de euros y generó para la ciudad 5,4 millones, con un impacto en el PIB de 2.880.000 euros.

Estas son algunas de las cifras más destacadas del primer estudio de impacto socioeconómico que ha realizado este veterano festival de música clásica y que hoy ha presentado en rueda de prensa el director de la Quincena, Patrick Alfaya, junto a Íñigo Arteche, responsable Evaluación y Consultoría de Ikertalde, la empresa encargada del informe.

El Gobierno Vasco, institución que junto al Ayuntamiento de San Sebastián y la Diputación de Gipuzkoa otorga las ayudas públicas a la Quincena, llevaba recomendando desde hace varios años la conveniencia de llevar a cabo este estudio, al que Alfaya se resistía por razones presupuestarias.

Ahora, se muestra muy satisfecho por contar con unos datos que, entre otros aspectos, demuestran que el festival, que prepara ya su 77 edición, «devolvió» a las tres instituciones a través de impuestos y Seguridad Social 948.000 euros, 48.000 más de los que había recibido de las tres mencionadas.

La 76 Quincena Musical de San Sebastián congregó 38.500 asistentes, que lograron una ocupación media del 93 %, tres puntos más que en 2014, y obtuvo una recaudación de 1.044.450 euros, un 14,21 % más que en la edición anterior, en la que fue «una de las mejores taquillas» de la historia del festival.

No se habían registrado unos datos de taquilla «tan positivos» desde 2009, aunque en esa ocasión el presupuesto fue superior en más de un millón de euros al de 2015 y el IVA se encontraba aún en el 7 %, ha precisado Alfaya.

Según ha resaltado, es «con mucho» el festival de música clásica que más recauda en España, con unos porcentajes que comparativamente tampoco tienen citas como la de Salzburgo, que mueven presupuestos muchísimo mayores.

Los conciertos de la Quincena no tienen detrás los numerosos seguidores con los que cuentan, por ejemplo, el Festival de Jazz y el Zinemaldia, pero sí se ha comprobado que disfruta de un público «altamente militante», de entre 10.000 y 10.500 personas.

La media de edad del público fue de 59 años. Alfaya ha recordado que la Quincena ya ha puesto en marcha algunas iniciativas para atraer al público joven, pero ha subrayado que nadie tiene la «piedra filosofal» sobre cómo conseguirlo.

ab/rh/ram

Noticias Relacionadas: