Rajoy vapulea a Sánchez y se mofa del acuerdo entre PSOE y Ciudadanos

Rajoy vapulea a Sánchez y se mofa del acuerdo entre PSOE y Ciudadanos

02 marzo, 2016
|
Actualizado: 02 marzo, 2016 0:00
|

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, se mofa del pacto de investidura y de Gobierno entre PSOE y Ciudadanos. Rajoy ha tirado de ironía y ha asegurado que el acuerdo y su escenificación se estudiarán en las escuelas junto con los pactos de la Moncloa.

Tras afirmar que el PP votará «no» a la investidura de Sánchez, Rajoy ha tildado de «ficticia e irreal» la propuesta del PSOE. A Sánchez le ha llegado a decir que «está representando una comedia», al tiempo que le ha recordado que esto es «una farsa», que no sería «genuina» si no faltaran buenos y malos. «Si él no es elegido presidente será por culpa de los demás, los malos», ha continuado.

Además, ha criticado que Sánchez intentara un pacto a la portuguesa, donde la izquierda se ha aliado para tratar de ganar el poder a toda costa. Rajoy también se ha referido a la inteligencia de los diputados del PSOE: «Lo voy a explicar y con tanta claridad que hasta ustedes lo van a entender».

Sobre el pacto en sí, ha afirmado que se presentó de forma «solemnísima. Sin el menor sentido del ridículo«. El acuerdo pasará a la «página histórica de grandes proporciones comparada con los toros de guisando», ha continuado Rajoy, quien ha recordado a la ex ministra Leire Pajín y su archiconocida «conjunción planetaria», ya que en 2009 coincidieron la presidencia de Obama y la de Zapatero en la UE.

Rajoy tampoco se ha olvidado de los insultos al PP, a sus votantes y al peor resultado de su historia del PSOE: «Los electores mal informados hicieron que usted perdiera y que el PP ganara».

«Casi logra hacernos creer que el PP había perdido las elecciones», ha ironizado Rajoy, quien ha recordado el «no» de Sánchez desde el 23-D. «No es no, qué parte del no no ha entendido el señor Rajoy», ha parafraseado el presidente en funciones. «Es el ejemplo de cerrazón que ha protagonizado la política española«, ha contestado a quien «ha rechazado la conversación, con menosprecio a los acuerdos que tronchaba sus expectativas personales».

Rajoy ha intensificado el debate contra el «iconoclasta» Sánchez por prometer derogar las reformas emprendidas y «no dejar piedra sobre piedra», más cuando han creado empleo y han subido las pensiones. El presidente en funciones ha asegurado que el progreso que vende Sánchez es una «contrarreforma» a la última legislatura, más cuando el líder del PSOE votó en contra de todas las medidas. Su pacto es muy de izquierdas y pide apoyo a otras izquierdas, mientras que su socio -en referencia a Rivera- dice que es un pacto dirigido al Partido Popular», ha señalado Rajoy, quien se ha preguntado que si es «un pacto a cuatro».

Fraude, engaño y fracaso

En su segundo turno, Rajoy que no ha agotado los diez minutos, ha tachado de «fraude, engaño y fracaso» el intento de Sánchez de ser presidente del Gobierno. Asimismo, ha acusado al líder del PSOE de «abrir la puerta de la desconfianza» y sembrar la incertidumbre económica, ya que muchas iniciativas empresariales se han frenado.

Durante la segunda sesión de investidura del secretario general del PSOE, Rajoy ha dicho que la política económica del PSOE ha «conseguido que España parezca más inestable» después de haber conseguido salir «de la ruina» para ser una nación «grande tanto en crecimiento económico como en creación de empleo».

Rajoy ha lamentado las improvisaciones de Sánchez en su programa económico y ha dicho que «lo que menos necesita un gobierno es que abandere la incertidumbre, ya que el empleo crece y el país sigue adelante, y está llenado de incertidumbre el futuro político y económico«.

El presidente del Gobierno en funciones ha aseverado que la primera finalidad de un Ejecutivo debe ser sostener el ritmo de la recuperación económica y aprovechar las oportunidades y fortalecer la confianza.

En su opinión Sánchez debe enviar un mensaje a los inversores internacionales de que España «no hace experimentos» y ha criticado que haya conseguido que «parezca mas inestable porque cualquier extremismo social y nacional parece posible». «Abre la gran puerta a la desconfianza«, le ha acusado y «nos ha colocado en la sombra», le ha recriminado Rajoy, tras añadir que «muchas decisiones económicas, ofertas de empleo e iniciativas empresariales se vuelven recelosas para ver qué pasa».

«No son aventuras lo que necesita España, ni sus antecedentes personales, ni los del PSOE le avalan«, ha indicado durante su intervención, en la que ha aseverado que la política económica socialista arruinó España y el PP ha conseguido sacarla de la ruina para liderar el crecimiento económico y la creación de empleo.

Noticias Relacionadas: