Ramón Espinar borra la foto de su mariscada y su grito independentista

Ramón Espinar borra la foto de su mariscada y su grito independentista

16 abril, 2017
|
Actualizado: 16 abril, 2017 21:33
|
PUBLICIDAD

El senador y diputado autonómico por Madrid de Podemos, Ramón Espinar, no ha aguantado la presión de las críticas en las redes sociales y ha borrado su foto de la mariscada, que vendía como «baratísimo».

Espinar publicaba este fin de semana una polémica foto de una señora mariscada, un gusto muy propio de la casta, a la que siempre ha criticado por el despilfarro y el capitalismo de amiguetes. Es la segunda vez en pocas semanas que ha tenido que mostrar de una u otra forma su arrepentimiento por sus propios actos.

El mismo político que dio un pelotazo inmobiliario con una vivienda de protección oficial, el mismo que pedía y pide el boicot contra Coca-Cola mientras compraba dos de estos refrescos, el mismo que cargaba contra las tarjetas Black en el caso en el que ha sido condenado su padre a un año de cárcel y 3.600 euros, el mismo no ha podido aguantar la presión en las redes sociales, un flaco favor más cuando la imagen está corriendo por las redes hasta hacerse viral.

La imagen borrada por Ramón Espinar

A Espinar se le ha indigestado las fuertes críticas recibidas por publicar una mariscada, mientras que no hace mucho criticaba a un programa de televisión precisamente por despilfarrar comida de alta cocina.

Además, también le llovieron las críticas por hacerse eco de un grito independentista gallego: «Galiza ceive», propio de la extrema izquierda que representa el viejo BNG.

Así fueron parte de estas críticas:

— Jesús Arroyo (@GenteQueLucha) 15 de abril de 2017

Como suele suceder en estos casos, los cegados seguidores podemitas salen en su defensa, pese a que él mismo, implícitamente, admite que ha sido un error tremendo al borrar el mensaje.

No obstante, la cuestión no es usar un teléfono inteligente exponente de una sociedad capitalista, o comer una mariscada. Con su dinero puede hacer lo que quiera, el asunto es que Espinar ha criticado a quien se come un buen plato de rico marisco, ha cargado contra la Comunidad de Madrid por vender pisos de protección oficial a «fondos buitre», al tiempo que él obtuvo cerca de 20.000 euros al vender el suyo, o por tomar Coca-Cola mientras exigía la prohibición de su venta tanto en el Congreso como en el Senado. En resumen, a Espinar se le ha criticado por su incongruencia, dejando un mal ejemplo, otro más, en la formación morada.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD