Rebelión numantina en Ciudadanos contra Albert Rivera

Rebelión numantina en Ciudadanos contra Albert Rivera

23 marzo, 2016
|
Actualizado: 23 marzo, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

La rebelión se desata ahora en Ciudadanos por las Diputaciones. Cuarenta de los 41 concejales de la provincia han salido en defensa de los dos diputados expedientados por defender la pervivencia y modernización de la Diputación soriana.

Los dos diputados, José Antonio de Miguel y Raúl Lozano, pusieron anoche, en una reunión celebrada en la localidad soriana de Almazán, sus cargos de diputados a disposición de los concejales de Ciudadanos en la provincia, pero tan sólo uno rechazó su postura de apoyar la pervivencia de la Diputación soriana.

En total, cuarenta concejales han apoyado su decisión, de los que 31 lo han hecho en una votación a mano alzada y el resto en adhesiones previas por escrito.

En las elecciones municipales celebradas en mayo de 2015, Ciudadanos -que llegó unos meses antes a un acuerdo para integrar a la Plataforma del Pueblo Soriano- consiguió 4.380 votos en la provincia de Soria, el 9,02% del escrutinio, lo que le ha permitido contar en esta legislatura con esos más de cuarenta concejales.

El diputado provincial y alcalde de Almazán, José Antonio de Miguel, ha reconocido hoy a Efe que esta votación, calificada en la víspera como una cuestión de confianza, les ha dado más tranquilidad sobre las decisiones adoptadas y que derivaron en un expediente disciplinario.

Ciudadanos ha suspendido a De Miguel y Lozano de forma cautelar, a través de un expediente disciplinario, por incumplir los artículos 2.6 y 2.4 de los estatutos, al apoyar la moción por la pervivencia de la Diputación de Soria

Los dos diputados provinciales de Ciudadanos no presentarán sus recursos hasta el próximo martes, después de Semana Santa, apurando los plazos abiertos con el expediente disciplinario.

Las alegaciones se basarán en varios aspectos tanto de la situación de la institución soriana, que da servicio a una provincia con 512 núcleos de población en 10.000 kilómetros cuadrados, como de la falta de dolo a la hora de tomar la decisión así como la buena gestión económica de la Diputación soriana -con deuda cero-.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD