REBUILD 2022 bate récord histórico con 17.344 participantes, y se convierte en el gran evento tecnológico del sector de la edificación

REBUILD 2022 bate récord histórico con 17.344 participantes, y se convierte en el gran evento tecnológico del sector de la edificación

29 abril, 2022
|
Actualizado: 29 abril, 2022 9:42
|

REBUILD 2022,la gran cumbre tecnológica para los profesionales del sector de la edificación en España, ha clausurado esta tarde su quinta edición en la que se han batido todos los récords: 17.344 visitantes, 372 firmas expositoras, 581 expertos internacionales en el Congreso Nacional de Arquitectura 4.0 y un impacto económico de 37 millones de euros para la ciudad de Madrid. Esta cita se ha convertido en el punto de encuentro anual más importante para los profesionales de toda la cadena de valor de la construcción, que este año se presentaba como más crucial que nunca por el contexto geopolítico y económico en el que se ha celebrado.

Así, en REBUILD 2022 se han puesto sobre la mesa los principales desafíos a los que se enfrenta la industria de la edificación, que se fundamentan en asegurar un futuro más industrializado, sostenible y digitalizado, con el objetivo de ganar eficiencia, competitividad e impulsar un futuro más responsable.

La industrialización y la digitalización ha sido desde la primera edición de REBUILD dos de los principales temas por su importancia en el futuro de la industria, ya que facilitan la incorporación de talento emergente, acorta los tiempos de fabricación, y mejoran la eficiencia energética de todo el proceso de edificación. Según Julián Domínguez Huerta, Arquitecto Director de CIP Arquitectos, “abordar un proyecto industrializado tiene una serie de inconvenientes y ventajas, pero nos permite tener un control del resultado desde fases muy anteriores a la del proyecto de ejecución.Un proyecto industrializado se debe desarrollar de forma colaborativa contando con el promotor, equipo técnico proyectista, fabricante del sistema, y constructora, y se debe realizar utilizando la metodología BIM para que todos trabajen en el mismo modelo”.

Por su parte, Cándido Zamora Díaz, COO de ExSitu, ha puesto el foco en la falta de propuestas que aceleren la industrialización. En este sentido, ha manifestado que “en España la industrialización solo se sitúa en torno al 1%”, de modo que ante la revolución digital que estamos viviendo Zamora Díaz ha reivindicado que “no podemos pretender seguir haciendo las cosas de la misma manera. La industrialización va a cambiar la forma en la que nos integramos dentro de la cadena de valor y tenemos que afrontarlo de una manera distinta y con otra mentalidad”.

La construcción industrializada es también el sistema productivo sobre el que se basa una de las tendencias que llega con más fuerza al sector, el Build to Rent. Un modelo que se ha desarrollado como una nueva herramienta de inversión inmobiliaria y también como una fórmula para facilitar el acceso a la vivienda a aquellas personas que tienen más dificultades para comprar o que prefieren alquilar una propiedad de calidad superior a la que pueden comprar.  Como ha explicado Emma Bellosta Barriuso, Asset Manager Director de Stoneweg, “nos decantamos por el Build to Rent porque es una urgencia. Se prevé una necesidad de 80.000 viviendas en 2024 y cerca del medio millón en la próxima década. En España, el porcentaje del alquiler dentro del parque residencial es de un 24%, mientras que la media europea es del 33% y países como Alemania alcanzan ya un 49%”.

Para Irene Trujillo, Fundadora y Vicepresidenta de Coword de Country Director de DoveVivo España, “el cambio radical es que el usuario final está en el centro y, a partir de ahí, se diseña todo lo demás: el espacio, los servicios, etc. Hay tres tipos de Build to Rent, el primero es el alquiler tradicional de pisos grandes de dos o tres dormitorios y donde los suministros no suelen estar incluidos. El segundo es el que los anglosajones llaman service apartment, es decir, alquileres donde dentro de la renta sí se incluyen, no solo los suministros, sino también otra serie de servicios como los gimnasios o espacios de coworking, y por último está un tercer tipo que son los denominados ‘cohousing’ o ‘coliving’, que se asemejan a las modelos que siguen las residencias de estudiantes”.

El reto de la transición ecológica

El sector se enfrenta también a la necesidad de implementar estrategias energéticas que le permitan cumplir con los ambiciosos objetivos de las nuevas normas sostenibles, como el Pacto Verde europeo, aunque en REBUILD 2022 también se ha expuesto que el contexto actual supone un nuevo obstáculo para lograr un modelo energético sostenible, limpio y rentable.

En este sentido, Luis Marzá Quesada, Director de negocio e innovación de Sener, ha destacado que “lo que estamos viendo es que hay distintos tipos de madurez a la hora de abordar la transición ecológica. Hay empresas que todavía están empezando a conocer sus consumos energéticos o su huella de carbono per hay entre el 70 y el 80% de compañías que ya han dado este primer paso, lo que nos indica que el compromiso de negocio con la descarbonización está en marcha”.

Para favorecer la consecución de estos objetivos también se están desarrollando nuevos certificados que ayudan a las empresas a posicionarse en términos de sostenibilidad. Un ejemplo de ello es AENOR y su certificación de Edificio Sostenible, que permitirá identificar los valores de sostenibilidad medioambiental, social y de gobernanza de un edificio. Javier Mejía Martí, Director de Marketing y Desarrollo de Negocio de AENOR, ha destacado que“los consumidores finales están cada vez más interesados en que las viviendas sean sostenibles, ya no solo desde el punto de vista de la eficiencia, sino que en todos los aspectos de la construcción del edificio se tenga en cuenta la sostenibilidad. La diferencia de esta certificación de AENOR y otras es que se implementa desde el primer momento hasta el final del ciclo de vida del edificio, siendo una certificación más integral”.

Noticias Relacionadas: