La reforma para Chamartín sigue bloqueada tras una nueva reunión sin acuerdo

La reforma para Chamartín sigue bloqueada tras una nueva reunión sin acuerdo

08 junio, 2016
|
Actualizado: 08 junio, 2016 0:00
|

Madrid, 8 jun.- La reunión entre el Ministerio de Fomento, la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid para abordar la reforma del norte de la capital donde se proyectaba la Operación Chamartín ha terminado hoy sin acuerdo y con la certeza de las administraciones gobernadas por el PP de que no se acometerá en esta legislatura.

La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, y la ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, ambas del PP, han reprochado hoy a la alcaldesa Manuela Carmena (Ahora Madrid) la derogación de forma unilateral un proyecto ya pactado entre la promotora Distrito Castellana Norte (DCN) y las tres administraciones, que iba a generar miles de puestos de trabajo.

La alcaldesa, que se ha opuesto a retomar el proyecto inicial, ha tendido la mano a seguir con el diálogo, mientras que la presidenta madrileña ha dado por hecho que va a ser «inviable» con «toda probabilidad» reformar el norte de Madrid en esta legislatura, lo que, ha dicho, le genera «frustración».

La de hoy ha sido la segunda reunión en el Ministerio de Fomento desde que el Pleno de la capital, con los votos del PSOE y Ahora Madrid, rechazó de forma definitiva la conocida como Operación Chamartín, que planteaba para el norte de la ciudad la mayor intervención urbanística de Europa.

El adiós definitivo del Ayuntamiento a la última versión de la Operación Chamartín se produjo dos semanas después de conocerse la propuesta de Carmena para la ordenación de la zona, que, bajo el nombre de «Madrid Puerta Norte», plantea rebajar a la mitad el área urbanizable -1,7 millones de metros cuadrados- y reduce de 17.000 a 4.600 el número de viviendas construibles.

Tras la reunión de hoy, a la que inicialmente la alcaldesa no iba a asistir, Pastor ha dicho que es preferible modificar el proyecto anterior que «empezar de cero» y por ello ha pedido al Ayuntamiento que considere volver al plan inicial.

Asimismo, la ministra ha asegurado que las ideas de Carmena implicarán que los ciudadanos tengan que poner «dinero de su bolsillo» y paguen más impuestos, y ha afeado que la iniciativa municipal sea un documento de bases y propuestas de unas 13 hojas y mapas.

La presidenta madrileña ha reprochado al Ayuntamiento su decisión «unilateral» de rechazar un plan ya cerrado y presentar en su lugar un documento que, ha dicho, no tiene cobertura jurídica ni legal y que incumple el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Ademas, la negativa de la alcaldesa a retomar el proyecto inicial, a juicio de Cifuentes, es «una noticia muy negativa» que va a suponer que la ciudad se quede sin nuevas infraestructuras de transporte y sin la creación de 120.000 puestos de trabajo, lo que para ella es «la prioridad».

No obstante, la presidenta madrileña ha dejado la «puerta abierta» a alcanzar una solución, y la propia ministra no ha descartado convocar una nueva reunión antes de las elecciones generales del próximo 26.

La alcaldesa de Madrid confía en que pueda haber un acuerdo tras la cita electoral con un gobierno que no esté «en funciones», y ha insistido en que las peticiones de la ministra y la presidenta madrileña de retomar el proyecto son inviables, pues la decisión plenaria ya está «tomada» y esa reclamación es, a su juicio, como pedir que «el tiempo no hubiera pasado».

Carmena ha cuestionado además que el proyecto pactado con Distrito Castellana Norte -BBVA y San José- fuese beneficioso desde el primer momento para la capital porque, ha apuntado, posponía 14 años la reforma de la estación y 17 la mejora de las carreteras, mientras que el Consistorio aspira a que el norte de la ciudad «mejore cuanto antes».

Por ello, la alcaldesa ha pedido «que no se hable tanto del fuero» sino «más del huevo» y ha añadido que para ella es «muy importante» que tanto la ministra como la presidenta estén dispuestas a seguir hablando.

Distrito Castellana Norte (DCN) ha asegurado en una nota de prensa que su plan -que «sigue encima de la mesa»- tendrá «coste cero para los ciudadanos», y ha reprochado al Ayuntamiento que aún no le haya notificado las razones para denegarlo.

«Una vez recibida dicha notificación, DCN analizará las opciones disponibles, sin descartar ninguna alternativa en defensa de sus intereses», ha agregado la promotora. EFE

Noticias Relacionadas: