Programas del sabado
Renfe recupera la normalidad tras iniciar la huelga con retrasos en Cercanías

Renfe recupera la normalidad tras iniciar la huelga con retrasos en Cercanías

10 junio, 2016
|
Actualizado: 10 junio, 2016 0:00
|

Madrid, 10 jun.- La primera jornada de huelga convocada por los maquinistas de Renfe comenzó con retrasos y trenes abarrotados de viajeros en las horas puntas de la primera hora de la mañana en Cercanías, especialmente de Madrid y Valencia, una situación que se ha ido normalizando por la tarde.

Algunos usuarios de los trenes de Cercanías han explicado a Efe que llegaron a sus puestos de trabajo con más de una hora de retraso y tuvieron que viajar en trenes atestados de gente y sin aire acondicionado.

El sindicato de maquinistas Semaf, convocante de los paros, cifra en un 100 % el seguimiento de la huelga entre sus afiliados que no tenían que cubrir los servicios mínimos fijados por el Ministerio de Fomento y que, para Cercanías, han sido del 75 % en hora punta y del 50 % el resto de la jornada.

Por su parte, Renfe apunta a un seguimiento medio del 9 % en el conjunto de los turnos de noche, mañana y tarde.

Ambas partes han coincidido en señalar a Efe que por la tarde la situación se ha normalizado y que la huelga no ha ocasionado problemas en el tráfico de los trenes Ave y Larga Distancia, que han tenido unos servicios mínimos del 72 %.

Los núcleos de Madrid y Valencia han sido las zonas donde el tráfico ferroviario de Cercanías se vio más afectado, con la suspensión de 50 de los 500 trenes previstos, lo que la directora general de Operaciones de Renfe, Berta Barrero, ha achacado al incumplimientos de los servicios mínimos por parte de los maquinistas, algo que niega el sindicato.

Según Renfe, el incumplimiento de los servicios mínimos en las horas punta de la mañana en Valencia ha sido del 20 %, mientras que en Madrid y en la zona del Corredor del Henares -la más afectada- esas infracciones alcanzaron el 10 %.

Renfe ha puntualizado que, en estas comunidades, el incumplimiento de los servicios mínimos obligó al uso de autobuses y trenes de doble composición, además de que los trenes transitaron con más viajeros de lo habitual.

El Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) ha acusado a Renfe de haber intentado sacar algunos trenes que no estaban incluidos en los servicios mínimos, tanto de mercancías como de pasajeros, y de presionar a algunos conductores con mensajes de advertencia sobre las consecuencias legales del incumplimiento de los servicios mínimos.

Tras esta primera jornada de huelga, los maquinistas se movilizarán de nuevo este domingo, así como los próximos días 14 y 16 de junio. Según Renfe, cada día de paro de los maquinistas supone una pérdida de 5 millones de euros.

El colectivo protesta por la demora de Renfe en poner en marcha distintas medidas en materia de empleo y sostenibilidad acordadas con los sindicatos, que incluyen un plan de salidas ordenadas de personal y la promoción de nuevos ingresos en las diferentes actividades del grupo.

Los maquinistas también lamentan la falta de apuesta por el transporte de mercancías por ferrocarril y la disminución de servicios de vía estrecha heredados de la extinta Feve.

La operadora ferroviaria considera que la convocatoria de huelga «no tiene justificación», ya que desde la firma del plan de empleo han abandonado la compañía de forma voluntaria 212 maquinistas y se han incorporado 199.

En su opinión, el objetivo del Semaf es definir las condiciones de entrada y el número de nuevos trabajadores, así como incorporar más maquinistas de los previstos en Renfe Mercancías, una filial que arrastra pérdidas desde 2005.

Facua aconseja a los afectados por la huelga que reclamen por los perjuicios económicos ocasionados y recuerda que Renfe, además de devolver el precio de los billetes, deberá hacerse cargo de los gastos de alojamiento u otros servicios que ya hubieran adelantado los usuarios. EFE

.
Noticias Relacionadas: