Repsol y Lactalis Nestlé avanzan hacia la circularidad de los envases de alimentos

Repsol y Lactalis Nestlé avanzan hacia la circularidad de los envases de alimentos

03 agosto, 2022
|
Actualizado: 03 agosto, 2022 13:15
|

Lactalis Nestlé emplea plástico reciclado en las botellas de sus productos lácteos refrigerados, desde junio de este año. Los productos se fabrican con el polietileno circular Repsol Reciclex®. La compañía es pionera en el uso de este material en la categoría de productos lácteos refrigerados. Esta iniciativa constituye un paso más en el camino hacia la circularidad de los envases con contacto alimentario.  

 Lactalis Nestlé y Repsol están comprometidas con la sostenibilidad e impulsan la implantación de envases circulares para el sector alimentario, uno de los más exigentes en cuanto a requerimientos tanto técnicos como de seguridad. Gracias a este acuerdo, las botellas de la gama Kéfir Nestlé producidas en Guadalajara para España y Portugal, se fabrican con un 30% de material reciclado. De igual manera, el material utilizado para las botellas de yogur para beber de la marca Yoggi, comercializado en Portugal, contiene un 10% de material reciclado. Estos contenidos están certificados según el balance de masas de ISCC PLUS. 

Dando una segunda vida a los materiales

Repsol utiliza el reciclado avanzado que permite su uso alimentario para la fabricación de estos materiales circulares. Esta tecnología de vanguardia hace posible el aprovechamiento de residuos plásticos no aptos para el reciclaje mecánico, dándoles así una segunda vida. Este residuo se convierte, de esta manera, en una nueva materia prima para los procesos de Repsol, lo que permite a la compañía producir nuevos materiales circulares con la misma calidad y funcionalidad que el plástico virgen, pero de forma más sostenible. Por este motivo, los materiales circulares cumplen con los más altos estándares de calidad e higiene de la industria alimentaria.  

Cadena de valor

Repsol es suministrador del material, pasando por Logoplaste, el fabricante de las botellas en la propia fábrica de Lactalis Nestlé en Guadalajara, y Lactalis Nestlé, responsable del producto y del llenado de los envases en Guadalajara, cuenta con la certificación ISCC PLUS, lo que asegura la trazabilidad de los materiales reciclados utilizados en todo el proceso.  

Lluis Farré, director general para el sur de Europa de Lactalis Nestlé, ha manifestado su satisfacción por esta colaboración que permite a la compañía ser pionera en la categoría de yogures y postres lácteos refrigerados: “Poder utilizar plástico reciclado en la fabricación de nuestras botellas representa un paso importante en el camino hacia la circularidad. Para el éxito de esta iniciativa será clave el compromiso de todos. Desde el consumidor, con la separación de la etiqueta de la botella y el depósito de ambos elementos en el contenedor amarillo, hasta los diferentes agentes como Repsol, Logoplaste y Lactalis Nestlé que juntos impulsamos la circularidad de los envases con contacto alimentario.” 

En palabras de Pablo Giner, director de Línea de Negocio de Polietileno de Repsol, “agradecemos a Lactalis Nestlé, referente en su sector, su confianza en Repsol para poder hacer realidad esta importante alianza y así alcanzar nuestros objetivos compartidos en Seguridad Alimentaria y Sostenibilidad, e impulsar una vez más, nuestro compromiso para apoyar a nuestros clientes en su transición hacia la circularidad.” 

Gracias a esta alianza, Lactalis Nestlé y Repsol apoyan este impulso a la implantación del envase circular en el sector alimentario, uno de los más exigentes en cuanto a requerimientos técnicos y de seguridad.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: