Retrasos de 100 minutos en el aeropuerto de Marsella, 60 en Lyon y Beauvais

Retrasos de 100 minutos en el aeropuerto de Marsella, 60 en Lyon y Beauvais

21 marzo, 2016
|
Actualizado: 21 marzo, 2016 0:00
|

París, 21 mar.- Los vuelos en el aeropuerto de Marsella han registrado hoy un retraso de unos 100 minutos y de 60 minutos en los de Lyon y Beauvais, mientras que se han reabsorbido en las otras grandes plataformas afectadas por la huelga de controladores aéreos en Francia.

Un portavoz de la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC) dijo a Efe que la situación había mejorado respecto a la mañana, y que los retrasos eran entonces poco significativos en París-Orly y en París-Charles de Gaulle, al contrario que ocurrió pro la mañana.

El portavoz advirtió, no obstante, de que las dificultades podían volver a crecer a partir de las 17.00 GMT con el nuevo pico de operaciones.

También subrayó que hoy, a diferencia del domingo, no fue necesario suprimir sobre la marcha más vuelos de los que se habían anunciado con carácter preventivo, es decir, un tercio en París-Orly y Marsella y un 20 % en Beauvais, Lyon y Niza.

La DGAC reconoció que el paro de los controladores estaba causando «no pocas dificultades» en el sobrevuelo del espacio aéreo francés, con retrasos de 50 a 100 minutos.

De cara a mañana, jornada en que ya no hay convocatoria de huelga, la situación debería volver a la normalidad.

El portavoz puntualizó que podría haber algunos ajustes a primera hora de la mañana por la recolocación de pasajeros que hoy no hayan podido viajar o para programar a primera hora vuelos suspendidos la víspera.

La movilización de dos días, que se inició el domingo, está organizada por el sindicato Ingenieros del Control de la Navegación Aérea (UNSA-ICNA).

Ese sindicato denuncia la reducción de efectivos de controladores en un momento en que se anuncian «perspectivas de crecimiento importantes», así como la obsolescencia de los medios tecnológicos, que acarrean averías cada vez más frecuentes.

El tráfico aéreo en Francia podría volver a verse perturbado el próximo día 31, en ese caso por una huelga de funcionarios, que coincidirá con un paro general convocado por varios de los principales sindicatos del país contra la reforma laboral del Gobierno del presidente François Hollande. EFE

.
Noticias Relacionadas: