PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Rey defiende extender la educación a los tres años con el apoyo de la concertada

El consejero en funciones de Educación, Fernando Rey, apostó hoy en Valladolid por la universalización de la etapa de cero a tres años en la Comunidad de forma “muy progresiva”, por su elevado coste que está cifrado en unos 150 millones de euros, y de la mano de la escuela concertada, ya que reconoció que la la Junta no dispone de una red pública para “soportar” este aprendizaje.

PUBLICIDAD

Antes de participar en la Asamblea anual de Escuelas Católicas de Castilla y León, Rey recordó que la universalización de la educación para niños de cero a tres años está recogida en los programas electorales de todos los partidos políticos. De ahí que apuntara que, de momento, se desconoce quién va a gobernar en la Comunidad la próxima legislatura pero subrayó que, quien lo haga, “lo va a asumir”. Eso sí, mostró sus dudas es que esta implantación tenga lugar el próximo curso al precisar que será una medida que se llevará a cabo de manera “muy progresiva” a lo largo del próximo mandato porque “cuesta mucho dinero”.

El consejero expuso que, entre otras cosas, educar a un niño a esas edades es “muy caro”, sobre todo por la ratio baja alumno/profesor. En todo caso, consideró que es una educación “muy necesaria”. Hasta el punto de que habló que es la “siguiente frontera de la expansión del derecho a la educación”.

Fernando Rey destacó que, según los cálculo realizados por la Consejería, la enseñanza gratuita de cero a tres años ascendería a 150 millones de euros. “Es una barbaridad”, sentenció para, luego, apostillar, que el presupuesto de la Comunidad ronda los 10.000 millones de euros pero de esa cantidad solo el diez por ciento es de libre disposición. “El margen para la toma de decisiones es muy pequeño, salvo que se encuentre más financiación”, aseveró.

PUBLICIDAD

En cuanto a la posibilidad de ampliar los conciertos a la etapa del Bachillerato, el consejero de Educación se mostró menos optimista al señalar que los recursos son “limitados”. En ese sentido, apuntó que “dependerá de quien venga”. Además, recordó que la opción de la Junta fue concertar, sobre todo, la Formación Profesional y la Educación Especial. “Ha sido la política de la casa, además de mantener todo lo anterior”, afirmó.

Rey defendió los conciertos, no solo por convicción, sino también por una obligación de los tribunales, como ha ocurrido en regiones como Valencia y Aragón que decidieron su supresión. “Esto no es un libre capricho del consejero de turno que un día se levanta y decide que ahora lo pongo y luego lo quito. Es un proyecto reglado”, declaró. Además, calificó de “catástrofe” la política del Partido Socialista en este asunto. “Siempre he recordado que la educación concertada fue un invento de los socialistas y que es una de las mejores cosas que han hecho. Claro que los socialistas de aquella época poco tienen que ver con los actuales, sobre todo en cuanto a músculo intelectual”, concluyó.

El secretario autonómico de Escuelas Católicas, Leandro Roldán, reconoció que los primeros meses del curso fueron complicados para su organización, después de que el Gobierno socialista hablara de la escuela concertada como complementaria pero la definían como “subsidiaria” allí donde no pudiera llegar la educación pública. “Defendemos nuestro carácter propio con la tarea evangelizadora porque somos Escuelas católicas”, significó.

PUBLICIDAD