Sánchez, con 90 diputados, obligado a hacer grandes concesiones

Sánchez, con 90 diputados, obligado a hacer grandes concesiones

02 febrero, 2016
|
Actualizado: 02 febrero, 2016 0:00
|

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado hoy que él va «en serio» en su disposición a formar un Gobierno «de cambio» porque los españoles «se merecen y necesitan» un Ejecutivo y ha pedido «al menos un mes» para aglutinar los apoyos necesarios. Pero, quizás, lo que no se mercen los españoles es que les gobierne un candidato que ha hecho historia con el pero resultado electoral del PSOE, un resultado que en Madrid, por ejemplo, le ha llevado a ser la cuarta fuerza política, con tan sólo seis de 36 diputados en juego. 

«Tenemos que pensar en el bien común», ha recalcado Sánchez en una rueda de prensa en el Congreso tras recibir el encargo del Rey de formar Gobierno. El gran problema de Pedro Sánchez es que para gobernar necesita a Podemos, que le exprimirá hasta el final, y a los nacionalitas, ya sean los catales con ERC o lo que aho se llema Democracia y Libertad, antes CDC, inmersa en más problemas de corrupción que el PP, o el PNV.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha reconocido ser consciente de las dificultades que entraña haber aceptado el desafío de intentar formar Gobierno, pero al mismo tiempo ha recalcado que hoy «la esperanza de una España mejor está muy viva» y se ha comprometido a convertir que esa esperanza se convierta en realidad. Y esa realidad es que tiene a unos socios de su futuro Gobierno, como es Podemos, que ya le ha elbarado su Ejecutivo, con todasd las carteras importantes, desde Justica a interior, pasando por Sanidad, Defensa o lo que se denomina Plurinacional, en manos de los podemitas, que incluso le han elegido al minsitro de economía, Albaerto Garzón, que con dos diputados marcará la politíca económica a 46 millones de españoles. Para Pedro Sánchez, la presidencia, que parece más honorífica, que ejecutiva, con ministerios como el de Agricultura, Industria, asuntos sociales….

Sánchez ha insistido en que considera un «inmenso honor» afrontar ese desafío desde el diálogo y ha rechazado la política de «frentes» que sólo «dividen y separan».

«Abro la mano y espero que también lo hagan el resto de fuerzas políticas. No hablemos de vetos y de tácticas partidistas porque haremos un flaco favor a la esperanza de cambio de millones de españoles», ha insistido.

Parafraseando a Cervantes y ante las dificultades que se presentan en el camino, ha concluido: «A cualquier mal, buen ánimo repara» o quizás su lema mejor es «para gobernar, cualquier cesión es bienvenida’

.
Noticias Relacionadas: